Él, que sabe todo sobre Alibaba, te pide voltear a China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Él, que sabe todo sobre Alibaba, te pide voltear a China

COMPARTIR

···

Él, que sabe todo sobre Alibaba, te pide voltear a China

Porter Erisman, protagonista del desarrollo de Alibaba, explica por qué las mejores ideas sobre negocios vendrán de China y no de Estados Unidos.

Alejandra César
28/08/2018
Actualización 28/08/2018 - 11:12
Porter Erisman es a la vez testigo y protagonista del desarrollo de un gigante chino.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Porter Erisman es a la vez testigo y protagonista del desarrollo de un gigante chino que está transformando cómo consume el mundo: Alibaba. En el 2000 se convirtió en uno de los primeros extranjeros contratados por la firma, que apenas había sido fundada un año antes. Por ocho años acompañó al fundador Jack Ma dentro y fuera de China, en reuniones con comerciantes, emprendedores, prensa e incluso titanes como Jeff Bezos y Larry Page. Hoy presenta en México su libro ‘Alibaba’s World’.

Para Erisman un estadounidense con profundo conocimiento sobre el país asiático “si quieres entender la historia del comercio electrónico, estudia a Estados Unidos, pero si quieres entender el futuro del comercio electrónico, estudia a China”.

Mientras Estados Unidos va en retroceso, miren hacia el Este y lo que está pasando en China, porque tal vez las mejores ideas de cómo encauzar las empresas hacia el futuro provengan de China y no de Estados Unidos.

Cuando venía en el avión a México, conversé con un mexicano-estadounidense que está en el negocio minorista, su negocio es vender productos estadounidenses a las tiendas tradicionales. Me dijo: “Me alegra ser ya mayor, y que esto esté pasando ahora cuando ya voy de salida. Me quedan cinco o seis años, ya no tengo que preocuparme mucho por el comercio electrónico”. Creo que en México hay personas que salen adelante haciendo las cosas a la antigua usanza, pero si no abrazan el cambio, los superará dentro de cinco o diez años. Estamos en los albores de la edad de oro del comercio electrónico, en vez de esperar que alguien construya la infraestructura, desarróllala tú mismo. Las empresas que no abrazan el cambio en México me recuerdan a las que vi en China hace 20 años que decían ‘podemos salir adelante’ y ahora muchas de ellas han desaparecido.

Cuando lo conocí era carismático y optimista, pero no sabía si era alguien con un colosal sueño o alguien que podía efectivamente hacerlo realidad. Me uní a él porque pensé “sin importar si lo logra o no, tendré una gran experiencia”. Lo que me sorprendió es que Ma creció con el tiempo, de un maestro de escuela se convirtió en un CEO visionario. Como pensamos de Steve Jobs o Mark Zuckerberg, Jack Ma es de esa cepa.

Hubo un tiempo en que pensé que Ma tal vez no llegaría tan lejos, porque cuando me uní a la compañía él siempre daba la charla de cómo fundó Alibaba, en todos los sitios a los que fuimos ese año siempre contaba lo mismo. Y comencé a preocuparme, hasta llegué a pensar que la gente iba a apodar a la compañía “Ali bla bla” por todo esa palabrería. Lo maravilloso es que encontró su sentido de dirección, y creció hasta cristalizar la visión.

Cuando llegué a Alibaba era la cúspide de la burbuja de Internet, había tantas compañías en esa burbuja y su objetivo era tener una Oferta Pública Inicial. Eso pasa mucho en el sector tecnológico, siempre hay una moda, hoy tal vez sea bitcoin. Y cuando las personas siguen la moda o la tendencia del momento, tienen una mentalidad que cuando alcanzan la meta es demasiado tarde.

Cuando Jack Ma se fijó la meta de 80 años, y luego de 102 años, nos dio una visión a muy largo plazo. Otro de sus consejos es “Sé rápido como un conejo, pero paciente como una tortuga”. En el ámbito del Internet tienes que moverte rápido y reaccionar a las oportunidades y desafíos diarios, pero para sobrevivir tienes que tener una visión de 102 años, porque así todos tendrán paciencia. La pregunta que debemos hacer es ¿esto nos ayudará en el largo plazo o es algo que solo nos ayudará en el corto plazo?

Creo que la mayor limitación que los emprendedores tienen es su propia limitación mental. Te daré un ejemplo en México, si alguien llega y me da su tarjeta de negocios y me dice que construirá una empresa más grande que Facebook, hace 20 años tal vez hubiera dicho “Qué lindo tener un sueño como ese, pero siendo realistas no es posible, estás en México y los ingenieros están en Silicon Valley”. Pero mi experiencia en Alibaba cambió mi forma de pensar, porque Jack Ma era justo esa persona. Se acercaba a la gente y le decía que construiría una compañía más grande que Yahoo!, y las personas contestaban “Ay, ternurita” y le palmeaban la cabeza. Los CEO de otras grandes compañías no lo tomaban en serio, pero él se lo tomó en serio y motivó a su equipo.

La lección tangible para las empresas en México es que si alguien me dijera “Bueno, estamos en México, nuestro mercado no es tan grande, por tanto nunca podremos ser tan grandes como una compañía en China”, yo respondería “¿Por qué te limitas solo a México?”. A Jack le gusta decir que en la era de Internet solo necesitas un cerebro humano, una computadora, un teléfono móvil y una conexión a Internet y podrás tener una compañía global.

Creo que la mejor oportunidad para Alibaba es AliExpress. Su primer objetivo es vender artículos de consumo en México y comprar directamente de China. Si quieres una funda de iPhone puedes comprarla aquí, pero en AliExpress habría más variedad. Una de sus metas es la venta minorista de empresas chinas a compradores mexicanos. Por otro lado, los compradores chinos también están hambrientos de productos de todas partes del mundo, así que otro de sus objetivos es permitir que vendedores extranjeros vendan directamente en China.

Como el comercio electrónico no es aún muy grande en México, es difícil apreciar las oportunidades que hay en China. También es cierto que las marcas mexicanas son más locales; es posible que los compradores en China conozcan a Adidas o Nike, pero no a las marcas mexicanas, se necesita educar más a los consumidores chinos sobre por qué los productos mexicanos son únicos y especiales.

Primero es conocer la escala. Alibaba opera el mayor centro comercial del mundo. Hay que entender el tamaño de esta revolución. El año pasado, en el Día de los Solteros, las ventas de Alibaba en China superaron los 25 mil millones de dólares en solo 24 horas. Pasa en China, pero también en el sudeste asiático y en India. Gracias al comercio electrónico los vendedores mexicanos llegan a todos estos consumidores alrededor del mundo.

El consejo que daría es que no es fácil, algunos creen que es casi gratis, que pones algo en Alibaba y obtienes mucho tráfico. No es así, tienes que invertir para educar a los consumidores locales, incluso trabajar con un agente que sabe cómo posicionar tu producto y educar a los compradores chinos. Incluso si vendes en línea debes tener personal de ventas, que chatee con las personas cuando entren a tu página. La inversión es menor que hacerlo en una tienda de ladrillo, pero no sale gratis.