Tech

El gimnasio mexicano que le dio ‘vuelca a la tuerca’ y venció la pandemia

Cuando todos ‘bajaron la cortina’, esta empresa abrió otra: rutinas y entrenamientos a través de redes sociales.

Cuando comenzó la primera etapa del confinamiento en marzo pasado, todos los centros deportivos del país cerraron sus puertas cruzando los dedos, con la esperanza de no morir en la vereda que se avecinaba.

Y es que pocos negocios en el mundo han sido tan golpeados por la pandemia como los gimnasios. Hasta en 1,500 millones de pesos ascienden las pérdidas mensuales para este sector, según estimaciones de la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes A.C.

Sin embargo, no todos los gimnasios apelaron a la superstición de cruzar los dedos o al pavor de congelar activos. Sports Inc, gimnasio mexicano con apenas tres años de operación, entendió que el coronavirus no era un bache, sino un catalizador de transformaciones sociales.


"Entendimos que no era un buen momento para que la gente se confinara en sus casas y regresara a una vida sedentaria. En un país que ocupa los primeros lugares internacionales en obesidad y diabetes, creímos que suspender nuestras rutinas era sinónimo de poner en riesgo a la población ante un virus que es más agresivo contra quienes no tienen hábitos saludables", dice en entrevista Agustín Zamorano, director deportivo de PDL, la compañía que administra este gimnasio y otras 60 unidades de negocio relacionadas con la industria deportiva del país.

Fue así que Sports Inc bajó la cortina para subir otra.

Y a través de un modelo homefitness de ejercicios multiplataforma llevó sus rutinas y entrenamientos a las redes sociales no sólo para sus clientes, sino para todos aquellos que quisieran ejercitarse aun encerrados en casa.

Quizás la gente ya no podía aprovechar los más de cinco mil metros cuadrados de este gimnasio ubicado al norte de la Ciudad de México, pero sí podía ver gratuitamente a sus coaches vía Facebook dando clases de cardio, resistencia o fuerza.

Poco a poco, el abanico de entrenamientos se extendió a clases de boxeo, artes marciales, taekwondo, stretching y hasta de natación (obviamente sin alberca).

"El reto era grande, ya que nuestros entrenadores tuvieron que adaptarse a otras plataformas y a estar frente a una cámara", comenta Zamorano.

"Fue una cuestión de resiliencia y adaptación", agrega el directivo de la firma.

Bajo ese nuevo formato digital, Sports Inc mantuvo su cartera de clientes durante los primeros meses de la pandemia, pero también sumó a muchos otros en redes sociales, aunque no fue necesariamente un negocio redituable, admite el empresario, quien prevé cerrar el año con pérdidas de hasta 40 por ciento en Sports Inc.

"En realidad lo hicimos más por una vocación social que por cambiar de modelo de negocio. Creímos que, aunque la situación fuera complicada, no podíamos quedarnos de brazos cruzados y decidimos explorar nuevas formas de llegar a las personas", afirma Zamorano.

"Hasta el momento, hemos dado más de 600 clases digitales gratuitas que se han traducido en más de 100 mil reproducciones, con las cuales beneficiamos a alrededor de 8 mil personas de todas las edades", añade.

Esa fue la razón por la cual Sports Inc ganó hace unos días el premio a Mejor Gimnasio del Mundo, que otorga la plataforma española de software de gestión de gimnasios y centros deportivos, Trainingym.

El galardón les cayó como anillo al dedo, ya que está dotado de 10 mil euros en maquinaria fitness de última tecnología, de fabricantes como Bodytone, Starke Machines y Life Fitness. Además, tendrán una campaña de difusión en medios internacionales por haber destacado en la transformación cualitativa de los gimnasios a nivel mundial.

"Nuestro modelo de negocios siempre ha estado basado en una infraestructura de primera calidad dirigida a todos los estratos sociales. Tenemos suscripciones realmente económicas y paquetes que pueden bajar de precio si viene a hacer ejercicio toda la familia", comenta Zamorano.

Convencido de que en el futuro cercano los gimnasios tendrán que combinar modelos tradicionales y modelos homefitness para seguir operando, Sports Inc seguirá ofreciendo rutinas presenciales y digitales para que la gente pueda combatir a los nuevos enemigos de la humanidad: la depresión, la ansiedad y la angustia, trastornos que, según la OMS, han aumentado hasta en 200 por ciento debido al distanciamiento social por la pandemia.

Zamorano está consciente que los siguientes meses no serán sencillos. Las autoridades de todo el mundo tienen fichados a los gimnasios como "focos rojos" de contagio debido a la fácil propagación del SARS-CoV-2, sobre todo en los aerosoles que emiten las personas cuando hacen ejercicio.

Y aunque la gente ha manifestado sentirse insegura de visitar un centro deportivo, según la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes los contagios han sido pocos en comparación con los usuarios que asisten a estos lugares.

Actualmente, igual que todos los gimnasios del país, Sports Inc opera en un horario restringido y con sólo 30 por ciento de su capacidad. Y así seguirá hasta que el semáforo epidemiológico lo permita.