Tech

Tesla tiene un problema que opaca el éxito de sus autos

Los vehículos de la compañía de Elon Musk son muestra de innovación tecnológica y cuentan con diseños llamativos, pero hay un 'inconveniente' que no tiene nada contentos a los compradores.

Después de un pequeño accidente con su Tesla Model S en febrero, Tor Havard Wiig supuso que volvería a las calles dentro de una semana o dos. Cinco meses después, aún está esperando algunos repuestos, y ahora se dispone a vender el auto de dos años de antigüedad.

La demora y la escasa comunicación de Tesla demuestran que "falta mucho ahí", dijo Wiig, un consultor tecnológico de 43 años en la ciudad noruega de Bergen. "Nunca esperé que tomara tanto tiempo reparar un daño tan menor".

A medida que las ventas de Tesla crecen en Noruega, los clientes se quejan de una red de concesionarios y una operación de servicio que no han podido seguir el ritmo.

Aunque el máximo ejecutivo, Elon Musk, comentó que el nivel de producción que su empresa ha alcanzado este verano significa que finalmente se ha convertido en una verdadera compañía automotriz, la experiencia en Noruega sugiere que los problemas no se detienen en la cadena de montaje.

Musk ha tenido conflictos para aumentar la producción de un sedán más barato, el Model 3, y la empresa habría presionado a los proveedores para que devuelvan parte del dinero pagado por componentes.

En Noruega, donde los vehículos eléctricos e híbridos que pueden conectarse a la electricidad representaron más de la mitad de las ventas de automóviles nuevos el año pasado, Tesla está en el último lugar de una lista de marcas por calidad de servicio y la cuarta peor entre las empresas de todos los sectores.

La empresa de Musk ha fallado en momentos en que las ventas en Noruega de su sedán Model S y el vehículo utilitario deportivo Model X, con precios que oscilan entre 80 mil y 130 mil dólares en el país europeo, se duplicaron con creces el año pasado y aumentaron otro 70 por ciento hasta junio.

Su personal de reparación, en cambio, ha crecido sólo un tercio, lo que pone de relieve los problemas potenciales que puede enfrentar a medida que los autos eléctricos se vuelven más comunes.

"Probablemente podría llamarlo problemas del crecimiento", comentó Christina Bu, secretaria general de la Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos, un grupo que representa a los propietarios de coches.

"Se dirigen a toda velocidad a un mercado masivo donde los clientes demandarán un mejor servicio. Noruega es el primer país donde esto está sucediendo realmente".

Musk afirmó que los noruegos tenían razón en estar molestos, pero culpa a las autoridades por no actuar lo suficientemente rápido para dar 'luz verde' a un plan para enviar técnicos de reparación a los domicilios de los clientes. Si bien se han sostenido algunas conversaciones, Tesla no ha presentado una solicitud formal para los centros de servicios móviles, señalan las autoridades noruegas.

Tesla anunció que planea abrir un nuevo taller de reparación en Oslo este año y que la satisfacción con su servicio está aumentando ya que ha incrementado su equipo de técnicos en 30 por ciento.

El sitio web de contratación líder en Noruega, Finn.no, muestra 33 empleos para asesores, técnicos y mecánicos de autopartes de Tesla publicados este mes.

BMW y Volkswagen, que tienen los autos eléctricos más vendidos, no tienen ninguno.

"Ya han contratado a mucha gente", expuso Satheesh Varadharajan, director del Tesla Owners Club Norway, que cuenta con más de 3 mil miembros. "No es como si estuvieran quietos. Están empujando como locos".

Por ahora, Tesla puede confiar en el tipo de buena voluntad reservada para los favoritos, aunque es probable que esto cambie a medida que crezca e incline el equilibrio de su producción más hacia el mercado masivo y menos a los vehículos de lujo.

"Si hubiera sido otra marca de automóviles, tal vez uno sería un poco menos permisivo", mencionó Henrik Eriksen, quien tuvo que enviar a reparar su nuevo Tesla S casi inmediatamente después de que lo compró debido a un problema con el fusible principal.

"Pero es como un equipo de futbol, ​​quieres vitorear al que le tienes fe".