Este chip de IBM predice y monitorea enfermedades desde las uñas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este chip de IBM predice y monitorea enfermedades desde las uñas

COMPARTIR

···

Este chip de IBM predice y monitorea enfermedades desde las uñas

Se trata de un prototipo menos invasivo y que funciona mediante Inteligencia Artificial y Deep Data para el monitoreo de enfermedades y predicción.

Redacción
08/01/2019
Actualización 08/01/2019 - 13:55
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

IBM presentó durante su conferencia de este martes en el Consumer Electronic Show (CES) 2019 un prototipo de chip que se instala en la uña del paciente y que detecta y predice enfermedades.

Ginni Rometty, CEO de IBM, dijo que el prototipo antes mencionado se logra gracias a la implementación del Deep Data, es decir, toda aquella información y datos que están disponibles pero que nadie ha recolectado ni analizado antes.

“De todos los datos que existen actualmente en el mundo hemos recolectado y analizado apenas el 1 por ciento. El Deep Data es toda aquella información que está en donde nunca imaginamos buscar pero de donde podemos obtener mucha información, por ejemplo, ¿se han preguntado que dicen de nosotros nuestras uñas?”, dijo.

El prototipo de chip presentado en el CES ayudaría a los médicos a realizar un seguimiento continuo del paciente y monitorear y diagnosticar con mayor precisión los trastornos que se presenten gracias a la información que se emane.

El sensor consiste en medidores conectados a la uña y una pequeña computadora que toma muestras de los valores de tensión, recopila datos del acelerómetro y se comunica con un gadget especial, que será un reloj inteligente que aún no ha sido lanzado.

Dijo que existen cerca de 2.5 trillones de datos sin analizar en la actualidad. El chip no solo podría predecir padecimientos sino monitorear al paciente con datos sobre las reacciones de su cuerpo a ciertos medicamentos, datos sobre la presión, la textura de la uña y la temperatura del cuerpo.

Una de las ventajas, dijo, es que el sensor resulta mucho menos invasivo que otros que se sitúan en el interior del cuerpo humano. El dispositivo final estaría listo en el trascurso del siguiente año junto con un reloj inteligente mediante el cual se comunicará el chip.