El nuevo Galaxy S9 frente al iPhone X
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El nuevo Galaxy S9 frente al iPhone X

COMPARTIR

···
menu-trigger

El nuevo Galaxy S9 frente al iPhone X

bulletLa empresa coreana tiene que convencer a los consumidores que su móvil es mejor que el de Apple, y estas son sus características.

Bloomberg Por Nate Lanxon
27/02/2018
Actualización 26/02/2018 - 23:38
Galaxy S9.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando Microsoft reveló el reemplazo para el Windows 8, se saltó el número 9 y fue directo a Windows 10. El iPhone 8 fue seguido por el iPhone X. Pero Samsung se negó a seguir ese patrón: el sucesor de su Galaxy S8 es el Galaxy S9 (y un S9 Plus más grande), y saldrá en marzo.

El teléfono es crítico para la firma. Samsung tiene que demostrar que tiene el hardware y el software necesarios para mantener su liderazgo en el mercado de Android, al tiempo que prueba que Apple no es el rey del diseño. A la par, enfrenta la creciente competencia china de Huawei y debe tranquilizar a los inversores sobre que el vicepresidente Jay Y. Lee tiene el futuro de la compañía bajo control, luego de que sus problemas legales.

Pero, sobre todo, Samsung debe probar que su móvil es mejor que el iPhone X a los ojos de los consumidores, y así es como se comparan.

Imágenes geniales son esenciales para cualquier teléfono de alta gama. Samsung ha equipado el S9 Plus con dos cámaras: un gran angular y un telefoto (como el iPhone X), y ambas capturan a una resolución de 12 megapíxeles (también como el iPhone X).

Pero la gran diferencia viene con el rendimiento con poca luz. Cuando tomas una foto con el S9, realmente capturas 12 imágenes simultáneamente. Luego, el teléfono compara todas las exposiciones para crear una sola toma que incluye todos los detalles, pero con la menor cantidad de grano y ruido posibles. Es similar a cómo el iPhone X procesa fotografías de alto rango dinámico, tomando tres imágenes en diferentes niveles de exposición a la luz para combinarlas y producir una imagen más rica y equilibrada.

La decisión de Samsung de expandir esta tecnología en el S9 complementa la lente física de la cámara, que tiene una apertura más amplia para permitir la entrada de más luz, una apertura de f1.5 en comparación con la f1.8 de Apple. En el mundo de la foto, ese cambio puede marcar una gran diferencia.

La mayoría de las características son las mismas en los modelos S9 y S9 Plus. Pero la última versión es más grande: tiene una pantalla de 6.2 pulgadas frente a las 5.8 del S9. Pesan 189 y 163 gramos, respectivamente.

El iPhone X pesa 174 gramos, en medio de los dos modelos de Samsung. Pero la pantalla es una gran diferencia. La famosa lengüeta (notch) superior en la pantalla del iPhone X no fue adoptada por Samsung; en cambio, la pantalla del S9 es un rectángulo ininterrumpido. Los marcos en la parte superior e inferior son delgados, pero los de Apple son más delgados.

Al menos en EU, Samsung equipará el S9 con el último chip de Qualcomm, el Snapdragon 845. Incluye una CPU que funciona a velocidades de hasta 2.8 GHz y tiene ocho núcleos de procesamiento. En otras regiones, como Europa, Samsung usará su propio procesador Exynos, no Qualcomm.

Hasta que el teléfono llegue al mercado, es imposible saber qué tan bien funcionará el Galaxy S9 de EU en comparación con su variante internacional, y mucho menos con el iPhone X. El teléfono de Apple usa su propio chip Bionic A11, que funciona a 2.4GHz, con seis núcleos de procesamiento. Pero históricamente el chip de Apple, diseñado a la medida, le ha dado ventaja sobre los competidores.

Apple nunca permite que los clientes amplíen el almacenamiento interno del iPhone con memorias SD extraíbles. Pero Samsung lo hace con el S9. Tendrá 64 GB incorporados, pero admite tarjetas con hasta 400 GB.

Los usuarios de Apple probablemente sientan que su equipo está a la cabeza, ya que Samsung continúa usando sensores de huellas y escaneo de iris para desbloquear el último Galaxy, en vez de reconocimiento facial. La coreana incluye un lector de huellas en la parte posterior del móvil.

Samsung tomó la idea de los emojis animados de Apple, que usan la cámara frontal para permitir a los usuarios animar una imagen al mover su propia cara. Samsung presentó una característica similar, pero en lugar de usar emojis, te permitirá crear un avatar.

Los nuevos modelos son más baratos que el iPhone X, que comienza en 999 dólares en EU, los precios van desde 720 para el S9 hasta 930 para el S9 Plus.

Estéticamente, hay una gran diferencia entre un iPhone 8 y un iPhone X. El S9 de Samsung ofrece menos mejoras físicas frente al S8, pero las características fotográficas mejoradas y la potencia serán puntos de venta clave.