menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El inesperado problema que tiene YouTube

COMPARTIR

···
menu-trigger

El inesperado problema que tiene YouTube

bulletEl sitio de videos no se da abasto ante la vorágine de anuncios políticos en Estados Unidos, a unos días de la elección del 3 de Noviembre.

Bloomberg / Mark Bergen
26/10/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A unos días de las elecciones estadounidenses, algunas campañas políticas se enfrentan a un obstáculo inesperado en YouTube, el sitio de videos más grande de Internet: no hay suficiente espacio para sus anuncios.

Las campañas han inundado YouTube con comerciales en busca de votantes a quienes quizás no les alcance la publicidad en la televisión. Sin embargo, a pesar de su suministro casi interminable, YouTube lucha por colocar estos anuncios frente a la audiencia deseada.

El sitio tiene una escasez particular de espacios publicitarios en estados críticos, lo que hace que los precios se dupliquen en algunos casos. Esto hace que los anuncios políticos sean más lucrativos para Google de Alphabet, propietario de YouTube.

“Hay una crisis”, dijo Cat Stern, directora de medios de Lockwood Strategy Lab, una agencia de campañas digitales centrada en candidatos demócratas. “Todos los anunciantes políticos compran en los mismos estados, para audiencias similares”. Ella comparó la situación con el exceso de publicidad durante el Black Friday y el Cyber Monday.

La audiencia se ha disparado en YouTube durante la pandemia. Si bien la publicidad comercial sigue estando anémica, ha habido un exceso de anuncios políticos. Muchos están interesados en la cantidad limitada de comerciales de YouTube que los espectadores no pueden omitir. También compiten por los anuncios que vende YouTube en función de las reservas, que se pueden comprar con anticipación, como espacios de televisión, y que se ejecutan en los videos más populares de YouTube.

“Las reservas tienden a ser devoradas por campañas bien financiadas”, dijo Reid Vineis, vicepresidente de digital de Majority Strategies, una firma publicitaria política republicana. Ha visto duplicarse los precios de algunos de estos anuncios en las últimas semanas. Eso ha obligado a algunas campañas, particularmente a las pequeñas, a buscar medios alternativos de video digital como Hulu y Roku.

Ciertos estados con encuestas ajustadas en la carrera presidencial y elecciones legislativas competitivas, como Iowa, a menudo están completamente agotados en YouTube, dijo Tim Cameron, cofundador de FlexPoint Media, una consultora que trabaja con campañas republicanas. “Se está sumando mucho dinero atrasado; es difícil encontrar un lugar donde ponerlo”, dijo Cameron.

A veces, YouTube está tan inundado de anuncios electorales que no ha podido colocar ni las tres cuartas partes de las cantidades que las campañas quisieran gastar en un día determinado, según una persona familiarizada con las operaciones de la empresa.

Una portavoz de YouTube dijo que esta cifra varía, pero se negó a comentar más. La afluencia de anuncios generó un ‘código amarillo’ en el personal de ingeniería de Google, una etiqueta interna que asigna más urgencia a los proyectos. YouTube ha dicho que, al enfrentarse a la presión para frenar la desinformación, revisa cada anuncio político más de cerca.

Google limitó la orientación en los anuncios electorales a fines del año pasado luego de las preocupaciones sobre los mensajes políticos. Esto impidió que las campañas utilizaran datos de los registros públicos de votantes.

Aún así, el crecimiento en la audiencia de YouTube, especialmente en televisores, hace que el sitio sea atractivo para las campañas políticas. Históricamente, los anunciantes políticos han gastado menos en YouTube que en la televisión. Para algunas campañas de este ciclo electoral, el sitio de videos ahora está a la par con las principales cadenas de transmisión. “En este momento, sería muy difícil encontrar una campaña importante en el Senado de los Estados Unidos que no haya invertido seis o siete cifras”, dijo Cameron.