El ‘aliado’ del nuevo presidente de Nokia para ‘volver al juego’ del 5G
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El ‘aliado’ del nuevo presidente de Nokia para ‘volver al juego’ del 5G

COMPARTIR

···
menu-trigger

El ‘aliado’ del nuevo presidente de Nokia para ‘volver al juego’ del 5G

bulletDespués de tener resultados alarmantes, la compañía finlandesa explora nuevas opciones de negocio.

Bloomberg /Niclas Rolander
03/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El próximo presidente de Nokia, Sari Baldauf, está ganando terreno al elegir a un negociador combativo para volver a poner al fabricante de equipos de red en la carrera por las redes 5G.

El CEO de Fortum, Pekka Lundmark, quien reemplazará a Rajeev Suri como director ejecutivo en septiembre, es un aliado de Baldauf a largo plazo que está en lo más alto después de ganar una batalla larga y políticamente sensible por el control de la compañía energética alemana Uniper.

Lundmark necesitará más de ese poder de permanencia para sacar a Nokia de la peor crisis desde el colapso de su negocio de dispositivos inalámbricos hace una década. La compañía finlandesa se está quedando atrás del rival chino Huawei Technologies en la batalla para dominar los lanzamientos de 5G y sus acciones han perdido un tercio de su valor en un año.

Baldauf está siguiendo el libro de jugadas del archirrival sueco de Nokia, Ericsson, que también nombró a un veterano corporativo de su país de origen para echar un vistazo a un negocio tambaleante. La medida ha valido la pena después de que el CEO Borje Ekholm simplificó Ericsson al vender algunas unidades, salir de contratos no rentables e invertir en los productos principales de la compañía.

Lundmark y Ekholm tienen la misma edad, 57 años, y ambos son ingenieros capacitados. Ekholm ha sido recompensado con un aumento del 44 por ciento en el precio de las acciones desde que comenzó el trabajo en enero de 2017.

“Esperamos que Nokia introduzca grandes reformas estructurales y medidas de austeridad bajo su nueva administración para sentar las bases de un negocio saludable a largo plazo”, escribió en una nota Mikael Rautanen, analista de la correduría finlandesa Inderes.

Las acciones de Nokia subieron hasta un 4.9 por ciento el lunes antes de retroceder para subir un 0.2 por ciento alrededor de las 14:00 horas en Helsinki.

Huawei ha aprovechado las oportunidades comerciales de Nokia y Ericsson y las preocupaciones de que el gobierno de Beijing pueda usar el equipo del vendedor chino para espiar aún no han generado un dividendo para sus dos rivales.

Bajo Suri, Nokia se sumó a una estrategia para ampliar su cartera para que pudiera proporcionar un conjunto completo de productos y servicios para los operadores que están construyendo nuevas redes. El enfoque se está probando durante la primera ola de lanzamientos de 5G, donde el foco está en reemplazar las estaciones base y las redes de acceso de radio.

Después de una alarmante advertencia de ganancias el año pasado, Nokia ahora está explorando opciones que van desde la venta de activos hasta las fusiones, dijeron personas familiarizadas con el asunto la semana pasada. El presidente Risto Siilasmaa dijo el lunes que no hay acciones estratégicas en marcha y que Lundmark tendrá la oportunidad de hacer los ajustes que considere adecuados después de que comience a trabajar en septiembre.

Lundmark recibió su primer entrenamiento en liderazgo empresarial en Nokia durante la década de 1990, cuando se transformó de un conglomerado difícil de manejar en un líder mundial en teléfonos móviles y equipos de red.

Baldauf, quien sucede a Siilasmaa como presidente el próximo mes, fue el jefe de Lundmark durante gran parte de ese periodo, y luego lo reclutó a Fortum desde Konecranes.

“Realmente no planeaba irme, pero luego llamó Sari Baldauf”, dijo Lundmark a la emisora pública finlandesa Yle en diciembre, explicando su decisión de dejar el fabricante de grúas. “Después de diez años, puede ser bueno para una empresa, así como para el CEO, que alguien más se haga cargo y traiga ideas nuevas”.

Con asistencia de Lars Paulsson y Leo Laikola