Dell y HP, en la 'línea de fuego' por aranceles de Trump a México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dell y HP, en la 'línea de fuego' por aranceles de Trump a México

COMPARTIR

···

Dell y HP, en la 'línea de fuego' por aranceles de Trump a México

La amenaza será un golpe para las principales tecnológicas de hardware que ya padecen la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Bloomberg / Nico Grant y Ian King
03/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La amenaza de Donald Trump de imponer aranceles a todos los bienes fabricados en México será un golpe para las principales compañías de tecnología de hardware que ya padecen la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Dell Technologies, HP y Hewlett Packard Enterprise se encuentran entre las compañías de tecnología de Estados Unidos que fabrican productos en México. Según el decreto de Trump, las computadoras e impresoras fabricadas por estas compañías e importadas a Estados Unidos desde México se enfrentarían a un impuesto del 5 por ciento a partir del 10 de junio. La Casa Blanca dijo el jueves que las tarifas subirían hasta el 25 por ciento en octubre si México no detiene el flujo de migrantes y solicitantes de asilo a través de la frontera que comparten ambos países.

Estados Unidos importó computadoras por valor de 25 mil millones de dólares desde México en 2018, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, y 2.5 mil millones de dólares en accesorios de computadora. Los gigantes de hardware ya se han visto obligados a reconfigurar sus cadenas de suministro para hacerle frente a los aranceles estadounidenses impuestos por Trump a los productos fabricados en China.

Para Dell, México era un puerto seguro para escapar de los peores impactos del conflicto comercial entre Estados Unidos y China. La compañía con sede en Round Rock, Texas, reasignó parte de la producción de computadoras de escritorio a México desde China meses atrás en respuesta a los impuestos. La empresa también fabrica servidores en México. Ahora, está tratando de averiguar cómo lidiar con las nuevas potenciales tarifas.

"Somos grandes creyentes en el libre comercio", dijo el viernes el portavoz de Dell, Steve Gilmore, en un comunicado. "Una posibilidad, si esta tarifa pasa, es que tendremos que subir los precios. La buena noticia es que tenemos una cadena de suministro global y flexible con más de 25 instalaciones de producción. Esta es una ventaja para nosotros que nos permite pivotar muy rápidamente y minimizar el impacto para los clientes lo mejor que podamos ".

HP fabrica algunas computadoras personales e impresoras en México. La compañía dijo que su "diversa" cadena de suministro global ayudaría a reducir los riesgos de las tarifas.

"Compartimos las preocupaciones de la industria de que las tarifas de base están colocando a los consumidores en la primera línea de una guerra comercial al aumentar el costo de la electrónica", dijo un portavoz de HP. "Estamos monitoreando activamente la situación y continuaremos trabajando con la administración de Estados Unidos para abogar por los mejores intereses de los clientes, socios y consumidores".

Hewlett Packard Enterprise, un fabricante de servidores que se separó de HP Inc. en 2015, también se está preparando. Un arancel sobre los bienes fabricados en México tendría un efecto financiero peor para HPE que los impuestos sobre los bienes fabricados en China, según una persona familiarizada con el asunto quien solicitó no ser identificada. HPE también ensambla algunos productos en EU y depende de una cadena de suministro norteamericana unificada, dijo la persona.

HPE considera que los aranceles son perjudiciales para la industria de las computadoras y la economía estadounidense, según la persona, quien no estaba autorizada a hablar públicamente sobre el tema. Agregó que el entorno comercial actual es insostenible para las compañías globales, que tendrían que destinar menos recursos a la investigación y desarrollo y otras inversiones que impulsan la innovación en Estados Unidos.

En un comunicado, HPE dijo: "Seguimos creyendo que un mercado abierto es lo mejor, pero confiamos en que podemos aprovechar nuestra cadena de suministro global diversificada para mitigar el impacto de los cambios en el comercio global".

Muchas de las principales empresas de tecnología dependen en gran medida de otras compañías para fabricar sus productos, como Jabil, con sede en Florida, y Flex, con sede en San José, California. Ambos fabricantes contratados tienen operaciones en México.

Esas compañías fabrican productos desde teléfonos móviles a servidores y tienen una extensa lista de clientes, incluidos Apple, Cisco, Microsoft y los fabricantes de computadoras personales. La instalación de Jabil en Guadalajara opera 33 mil metros cuadrados de espacio de fabricación y hace la infraestructura de redes, equipos inalámbricos y de telecomunicaciones.

Jabil es el mayor proveedor de Cisco, según los datos de la cadena de suministro compilados por Bloomberg. A principios de este mes, el director ejecutivo de Cisco, Chuck Robbins, dijo que su compañía ha realizado un extenso trabajo para mitigar el impacto de los aranceles estadounidenses en los equipos fabricados en China al trasladar la producción a otro lugar.

Apple, uno de los productos de tecnología más vendidos del mundo, enumera a tres proveedores con vínculos a México en su lista de fuentes de componentes principales: KEMET, Skyworks Solutions y CCL. Las tres compañías fabrican componentes para Apple que van dentro de sus dispositivos, y Skyworks ha sido durante mucho tiempo un proveedor clave de componentes inalámbricos.

Las compañías también fabrican fuera de México, incluso en Asia, y no está claro si Apple realmente obtiene alguno de sus componentes directamente de México.

Other World Computing Inc., un fabricante de componentes de almacenamiento de computadoras, es otra compañía que cambió la producción de Asia a México. Ahora, la firma, que tiene ventas anuales de 125 millones de dólares, anhela un entorno empresarial predecible. El fundador y director ejecutivo, Larry O'Connor, dijo que el anuncio de Trump fue una "patada en la tripa".

"China lo entiendo, pero no sé cuál es el final de esto", dijo O'Connor en una entrevista. “Estos problemas comerciales son excelentes para una cierta base, pero perjudiciales para las personas que tienen que lidiar con eso. Tiene el alto riesgo de alejar los empleos de Estados Unidos y América del Norte”.

O’Connor dijo que los nuevos aranceles podrían deshacer las relaciones comerciales que apoyan los empleos en ambos lados de la frontera, y que la cadena de suministro de Estados Unidos aún no es lo suficientemente robusta para hacer sus productos a nivel doméstico. Es posible que la empresa deba aumentar los precios para las personas y empresas que desean actualizar el almacenamiento o la velocidad de sus computadoras Mac. A largo plazo, Other World Computing buscará lugares de producción que no sean vulnerables a las tarifas, dijo.

Lenovo, empresa china de servidores y PC, tiene varias líneas de producción en México. La compañía ha ganado suficiente participación de mercado para convertirse en el mayor fabricante de computadoras del mundo en parte ofreciendo precios bajos, una estrategia que se pondrá a prueba si entran en vigencia las nuevas tarifas de Trump.

Con la asistencia de Mark Gurman