Tech

Cargando... Siguiente nivel: Desastre. La historia detrás del decepcionante lanzamiento de Cyberpunk 2077

Expectativas poco realistas y explotación laboral fueron el preámbulo de uno de los estrenos de videojuegos más caóticos en años.

El director ejecutivo de CD Projekt, Marcin Iwiński, hizo esta semana un mea culpa público por el desastroso lanzamiento del videojuego Cyberpunk 2077 en diciembre. Asumió la responsabilidad personal y pidió a los fanáticos que no culparan al equipo detrás del título.

En un video de cinco minutos y una publicación de blog adjunta, Iwiński reconoció que el juego "no cumplió con el estándar de calidad al que queríamos llegar. Yo y todo el equipo al frente del proyecto lo lamentamos profundamente".

La disculpa de Iwiński, la segunda en un mes, fue un intento de restaurar la reputación de la compañía polaca con decenas de fanáticos e inversores, quienes esperaron ocho años por el juego solo para descubrir que estaba plagado de errores y problemas de rendimiento cuando finalmente fue lanzado. El escándalo por el fallido debut provocó una caída de 30 por ciento en las acciones de CD Projekt desde el 10 de diciembre hasta mediados de este mes.


Entrevistas con más de 20 empleados actuales y anteriores de CD Projekt, la mayoría de los cuales solicitaron el anonimato para no arriesgar sus carreras, describen un proceso de desarrollo marcado por una ambición desenfrenada, una planificación deficiente y deficiencias técnicas.

Los empleados, hablando por primera vez sobre la creación del juego, describieron una empresa que se centró en el marketing a expensas del desarrollo, y una línea de tiempo poco realista que presionó a algunos miembros del equipo a trabajar muchas horas extra. CD Projekt se negó a comentar sobre el proceso o proporcionar entrevistas para esta historia.

La compañía polaca pasará los próximos meses trabajando en arreglos para Cyberpunk 2077 en lugar de planificar expansiones o comenzar con la próxima entrega de su otra popular franquicia, The Witcher. La primera actualización se lanzará a fines de enero y una segunda "en las semanas posteriores", adelantó Iwiński.

Esta no era la forma en la que el equipo de desarrollo pensaba que iba a iniciar 2021. Ahora, en lugar de celebrar un lanzamiento exitoso, su objetivo será convertir Cyberpunk 2077 en una 'historia de redención'. Será una batalla cuesta arriba. A diferencia de competidores como Electronic Arts y Ubisoft Entertainment, CD Projekt solo lanza un juego importante cada pocos años, por lo que la compañía confiaba que Cyberpunk 2077 sería un nuevo gran éxito.

El título, un juego de rol ambientado en una distopía de ciencia ficción, tenía mucho que ofrecer. CD Projekt, con sede en Varsovia, ya era bien conocido por un título anterior de gran éxito, The Witcher 3, y Cyberpunk se benefició de un bombardeo publicitario masivo y el papel principal a cargo del actor Keanu Reeves. Gracias a la anticipación previa al lanzamiento, el juego vendió 13 millones de copias a 60 dólares cada una en los primeros 10 días después de su lanzamiento. CD Projekt fue, durante un tiempo, la empresa más valiosa de Polonia.

Las primeras críticas fueron generalmente buenas, pero una vez que los jugadores tuvieron el juego en sus manos, se dieron cuenta de que tenía problemas en las PC y era casi imposible de jugar en las consolas. Funcionó tan mal que Sony eliminó el juego de la PlayStation Store y ofreció reembolsos, una medida sin precedentes, mientras que Microsoft puso una nota que advirtió a los clientes que podían "experimentar problemas de rendimiento en Xbox One hasta que se actualice el juego". CD Projekt se enfrenta a una demanda de inversores por afirmaciones de que fueron engañados.

En su mensaje, Iwiński admitió que la empresa "subestimó la tarea". Dijo que debido a que la ciudad del juego estaba "tan llena y el ancho de banda del disco de las consolas de la vieja generación es lo que es, nos desafiaba constantemente". Si bien la compañía realizó pruebas exhaustivamente antes del lanzamiento del juego, Iwiński aseguró que no mostraron muchos de los problemas que experimentaron los jugadores. Los desarrolladores que trabajaron en el título argumentaron lo contrario, destacando que se descubrieron muchos problemas comunes. El personal simplemente no tuvo tiempo para solucionarlos.

Cuando la anticipación te juega en contra

Cyberpunk 2077 fue un proyecto ambicioso desde cualquier punto de vista. El éxito anterior de CD Projekt, The Witcher, se ambienta en un mundo de fantasía medieval lleno de espadas y hechizos. Pero todo en Cyberpunk fue un punto y aparte de ese marco. Cyberpunk era más ciencia ficción que fantasía. En lugar de una cámara en tercera persona en la que el personaje del jugador aparece en la pantalla, Cyberpunk utilizó una visión de primera persona. Hacer Cyberpunk requeriría que CD Projekt invirtiera en nueva tecnología, nuevo personal y nuevas técnicas que no había explorado antes.

Te puede interesar: El 'fiasco' de Cyberpunk 2077 representa una mala noticia para los gamers: los videojuegos serán más caros

Otro indicio de cómo CD Projekt trató de abarcar más de lo que podía fue que buscó desarrollar la tecnología motor detrás de Cyberpunk 2077 simultáneamente con el juego, lo que ralentizó la producción. Un miembro del equipo comparó el proceso con tratar de conducir un tren mientras las vías se van colocando al mismo tiempo.

Adrian Jakubiak, un exprogramador de audio de CD Projekt, declaró que uno de sus colegas preguntó durante una reunión cómo pensaba la compañía que podría llevar a cabo un proyecto técnicamente más desafiante en el mismo período de tiempo que The Witcher. "Alguien respondió: 'Lo resolveremos en el camino'", dijo.

Durante años, CD Projekt había prosperado con esa mentalidad, pero esta vez, la empresa no pudo lograrlo.

"Sabía que no iba a salir bien", dijo Jakubiak. "Pero simplemente no sabía lo desastroso que iba a resultar".

Parte de la decepción de los fanáticos es proporcional a la cantidad de tiempo que pasaron esperando el juego. Aunque Cyberpunk se anunció en 2012, la compañía todavía estaba enfocada principalmente en su último título y el desarrollo no comenzó hasta finales de 2016, aseguraron los empleados. Fue entonces cuando CD Projekt esencialmente presionó el 'botón de reinicio', según personas familiarizadas con el proyecto.

Liderazgo conflictivo

El jefe del estudio, Adam Badowski, asumió el cargo de director y exigió cambios en la historia de Cyberpunk. Durante el año siguiente, todo fue modificado, incluidos elementos fundamentales como la perspectiva de juego. Personal de alto nivel que había trabajado en The Witcher 3 tenía opiniones sólidas sobre cómo debía hacerse Cyberpunk, lo que chocó con Badowski y llevó a la eventual salida de varios desarrolladores importantes.

Gran parte del enfoque de CD Projekt, según varias personas que trabajaron en Cyberpunk 2077, fue impresionar al mundo exterior. Una parte del juego se mostró en el E3, el principal evento comercial de la industria, en 2018. Mostraba al personaje principal embarcándose en una misión, brindando a los jugadores un gran recorrido por la ciudad nocturna sórdida y plagada de crímenes.

Los fanáticos y los periodistas quedaron cautivados por la ambición y la escala de Cyberpunk 2077. Lo que no sabían era que la demostración era casi completamente falsa. CD Projekt aún no había finalizado ni codificado los sistemas de juego subyacentes, razón por la cual faltaban tantas características, como emboscadas de automóviles, en el producto final. Los desarrolladores dijeron que sentían que la demostración fue una pérdida de meses que deberían haberse destinado a la creación del juego.

Los empleados trabajaron muchas horas, a pesar de que Iwiński aseguró al personal que las horas extra no serían obligatorias en Cyberpunk 2077. Más de una docena de trabajadores comentaron que se sintieron presionados por sus gerentes o compañeros de trabajo a dedicar ese tiempo adicional.

"Hubo momentos en los que trabajaba hasta 13 horas al día, y trabajaba así cinco días a la semana", dijo Jakubiak, el exprogramador de audio, y agregó que renunció la empresa después de casarse. "Tengo algunos amigos que perdieron a sus familias debido a este tipo de tontería".

El tiempo extra no aceleró el desarrollo del juego. En el E3 de junio de 2019, CD Projekt anunció que el título saldría el 16 de abril de 2020. Los fanáticos estaban eufóricos, pero internamente algunos miembros del equipo empezaron a preocuparse, preguntándose cómo podrían terminar el juego para entonces. Una persona aseguró que pensaba que la fecha era una broma. Según el progreso del equipo, esperaban que el juego estuviera listo hasta 2022. Los desarrolladores crearon memes sobre el retraso del juego, haciendo apuestas sobre cuándo sucedería.

La cancelación de funciones y la reducción del tamaño de la metrópolis de Cyberpunk ayudaron, pero el crecimiento del equipo obstaculizó algunos departamentos, dijeron los desarrolladores. Si bien The Witcher 3 fue creado por aproximadamente por 240 empleados internos, según la compañía, los créditos de Cyberpunk muestran que el juego tenía más de 500 desarrolladores internos, pero debido a que CD Projekt no estaba acostumbrado a tal tamaño, las personas que trabajaron en el juego explicaron que sus equipos a menudo se sentían aislados y desorganizados.

Al mismo tiempo, CD Projekt seguía con poco personal. Juegos como Grand Theft Auto V y Red Dead Redemption II, a menudo presentados como ejemplos de la calidad que la empresa quería mantener, fueron creados por decenas de oficinas y miles de personas.

También hubo barreras culturales provocadas por la contratación de expatriados de Estados Unidos y Europa Occidental. El estudio ordenó que todos hablaran inglés durante las reuniones con hablantes no polacos, pero no todos siguieron las reglas.

Incluso cuando el cronograma parecía cada vez más poco realista, la gerencia advirtió que retrasar no era una opción. Su objetivo era lanzar Cyberpunk 2077 antes de que se anunciaran las nuevas consolas de Microsoft y Sony, previstas para el otoño de 2020. De esa manera, la compañía podría lanzar el juego en PlayStation 4, Xbox One y PC existentes, y lanzar versiones para las consolas de próxima generación. Las personas que compraron las versiones antiguas de la consola recibirían actualizaciones gratuitas cuando las nuevas estuvieran disponibles. Algunos ingenieros se dieron cuenta de que Cyberpunk era un juego demasiado complejo para funcionar bien en las consolas de siete años, con su ciudad llena de multitudes bulliciosas y edificios descomunales. Sin embargo, declararon que la gerencia desestimó sus preocupaciones, citando su éxito en la realización de The Witcher 3.

Te recomendamos: ¿PlayStation y Xbox qué? Amazon, Apple y Google apuestan por videojuegos en streaming

Pero a fines de 2019, la gerencia finalmente reconoció que Cyberpunk necesitaba retrasarse. En enero pasado, la compañía pospuso el lanzamiento del juego hasta septiembre. En marzo, cuando la pandemia comenzó a devastar el mundo y obligó a las personas a quedarse en sus casas, el personal de CD Projekt tuvo que completar el juego desde sus hogares. Sin acceso a los kits de desarrollo de consola de la oficina, la mayoría de los desarrolladores jugaban versiones del juego en sus computadoras personales, por lo que no estaba claro para todos cómo Cyberpunk podría funcionar en PS4 y Xbox One. Sin embargo, las pruebas externas mostraron claros problemas de rendimiento.

El caos antes de la desastrosa tormenta

Iwiński también señaló que los problemas de comunicación resultantes de los equipos que trabajan en casa en medio de las restricciones por el COVID-19 significaron que "muchas de las dinámicas que normalmente damos por sentado" se perdieron en videollamadas o correos electrónicos. El debut del juego volvió a atrasarse, ahora hasta noviembre.

A medida que se acercaba la fecha de lanzamiento, todos en el estudio sabían que el juego estaba en mal estado y necesitaba más tiempo, según varias personas familiarizadas con el desarrollo. Faltaban trozos de diálogo y algunas acciones no corrían correctamente. Cuando la gerencia anunció en octubre que el juego se había 'convertido en oro', es decir que estaba listo para ser impreso en discos, todavía se estaban descubriendo errores importantes. El juego se retrasó otras tres semanas mientras los programadores exhaustos se apresuraban a arreglar todo lo que podían.

Cuando Cyberpunk 2077 finalmente se estrenó el 10 de diciembre, la reacción fue rápida y furiosa. Los jugadores compartieron videos de pantallas llenas de árboles diminutos o personajes deambulando sin pantalones, y compilaron listas de características que se habían prometido, pero que no estaban en el producto final.

Muchos de los problemas técnicos y gráficos se pueden solucionar, dicen los desarrolladores, aunque no está claro qué se necesitará para recuperar un lugar en la tienda de PlayStation. Puede que sea difícil recuperar a los fans, pero hay precedentes en el mundo de los videojuegos. Juegos como No Man's Sky, un simulador espacial; Final Fantasy XIV, un juego de rol en línea; y Destiny, un juego de disparos multijugador, se recuperaron de lanzamientos difíciles y ganaron elogios de la crítica al mejorar gradualmente después de sus lanzamientos. Y el mercado parece esperanzado. Las acciones de CD Projekt subieron 6 por ciento, la mayor cantidad en seis semanas, después del mensaje de Iwiński.