Beat: fracasó en México en 2014 por falta de recursos, y ahora vuelve para que ‘olvides’ a Uber
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Beat: fracasó en México en 2014 por falta de recursos, y ahora vuelve para que ‘olvides’ a Uber

COMPARTIR

···
menu-trigger

Beat: fracasó en México en 2014 por falta de recursos, y ahora vuelve para que ‘olvides’ a Uber

bulletLa firma de transporte mediante una app quiere entender el mercado y darle el mejor servicio a los usuarios y conductores para consolidase como la mejor opción en el país.

Redacción
11/03/2019
Beat busca expandirse más allá de la CDMX para ser líder en México.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La firma de transporte privado Beat, que debutó en febrero en la Ciudad de México, tiene a Latinoamérica y a México como prioridad, señaló su CEO y fundador Nikos Drandakis.

“Nosotros pensamos que México puede ser uno de los más grandes mercados y con las operaciones que tenemos en otros mercados y la experiencia que tenemos en Perú, Chile y Colombia, nosotros pensamos que podemos tener un impacto en este mercado y crecer”, señaló el directivo en entrevista con Gabriela Tlaseca, en El Financiero Bloomberg TV.

“Estamos enfocados específicamente en Latinoamérica y toda la energía de la compañía, no solo nada más las oficinas locales en Sudamérica, sino también en Atenas, donde tenemos nuestra sede, todo el mundo está aportando para las operaciones en Latinoamérica”, señaló.

El directivo agregó que con su reciente llegada al país, su enfoque está en entender el mercado y darle el mejor servicio a los usuarios y conductores.

“Podemos adaptar las necesidades de lo que nosotros hacemos a las necesidades de las personas en Latinoamérica y específicamente aquí en México, entonces el modelo de operación todo se va adaptar específicamente a lo que la gente necesita en una aplicación como la nuestra”.

La firma del empresario de 55 años se ha consolidado en ciudades como Atenas y Lima, pero nunca ha competido contra Uber y Didi en algún mercado importante para esas empresas.

Drandakis y otros tres amigos fundaron Beat en Atenas en 2011 como una aplicación para encontrar taxis durante la crisis económica en Grecia. Mercedes Benz, el dueño de Daimler, vio el potencial de la aplicación y compró Beat en 2017, en una transacción valuada en 45 millones de dólares.

Desde entonces, la compañía cuadruplicó su número de trabajadores (ahora son 400) y se expandió a Bogotá y Santiago, en Colombia y Chile, respectivamente, en donde sumó un millón de clientes en su primer año.

Beat ya había intentado iniciar a dar su servicio en la CDMX en 2014, pero fue obligada a abandonar la operación por falta de recursos.

En este nuevo arranque, la aplicación informó que más de 40 mil conductores se registraron en el servicio desde su lanzamiento. Los viajes de la app tienen un tiempo promedio de espera de menos de cinco minutos, en tanto que los conductores de Beat han viajado, en conjunto, más de mil 850 kilómetros en la Ciudad de México.

Beat adelantó en un comunicado que buscarán expandir sus operaciones a Guadalajara y Monterrey, con el objetivo de que el país se convierta en el mercado más importante y significativo para la firma.