Australia da el siguiente paso: combate al COVID-19 con una app que registra si no hay ‘Susana Distancia’
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Australia da el siguiente paso: combate al COVID-19 con una app que registra si no hay ‘Susana Distancia’

COMPARTIR

···
menu-trigger

Australia da el siguiente paso: combate al COVID-19 con una app que registra si no hay ‘Susana Distancia’

bulletEl Gobierno lanzó ‘COVIDSafe’, una aplicación que guarda información para poder rastrear los contactos que tenga una persona que eventualmente contraiga el virus.

Bloomberg / Tracy Withers
27/04/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Australia lanzó el domingo una aplicación móvil de rastreo de contactos para impulsar sus esfuerzos para combatir el brote de coronavirus.

COVIDSafe grabará el ‘apretón de manos digital’ que hace un teléfono móvil con otros usuarios de la aplicación, según un comunicado del gobierno. Es decir, si dos personas que tienen la aplicación en su móvil se acercan a menos de 1.5 metros quedará ese registro.

Si alguien tiene el virus, se podrán compartir esos datos de contacto con las autoridades sanitarias para acelerar el rastreo.

"Necesitamos la aplicación COVIDSafe como parte del plan para salvar vidas", dijo el primer ministro Scott Morrison en el comunicado. "Mientras más personas descarguen esta importante aplicación de salud pública, más seguros estarán ellos y su familia, más segura será su comunidad y antes podremos levantar las restricciones de manera segura y volver a los negocios y hacer las cosas que amamos".

Se considera que un método de pruebas más amplio y la aplicación de seguimiento de contactos son necesarios para que Australia considere la relajación de las restricciones en la economía. El gobierno ha enfatizado que los datos solo serán utilizados por funcionarios de salud y no serán accesibles por la policía u otras agencias federales o estatales.

La aplicación registra la fecha, la hora, la distancia y la duración de cualquier contacto. Toda la información recopilada está encriptada y almacenada de forma segura en el teléfono del usuario, pero nadie, ni siquiera el usuario, puede acceder a ella, dijo el ministro de Servicios Gubernamentales, Stuart Robert.

"A menos que y hasta que una persona sea diagnosticada con COVID-19, no se divulga ni se puede acceder a la información de contactos recopilada en la aplicación", dijo. "Una vez que la persona acepta y carga los datos, solo los funcionarios de salud pública estatales o territoriales relevantes tendrán acceso a la información".

Los funcionarios solo podrán acceder a la información para contactos cercanos cuando una persona se haya acercado a aproximadamente 1.5 metros de otro usuario de la aplicación durante 15 minutos o más.

Según la declaración, una nueva determinación emitida por el Ministro de Salud en virtud de la Ley de Bioseguridad señala que si se le da otro uso ajeno a los establecidos a la información en COVIDSafe, esto será un delito penal.

Una encuesta del Instituto Australiano de aproximadamente mil personas realizada la semana pasada mostró que el 45 por ciento estaban dispuestos a usar la aplicación, mientras que el 28 por ciento dijo que no.