¿A qué fueron 60 inversionistas mexicanos a Israel? Por tecnología y… un poco de riesgo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿A qué fueron 60 inversionistas mexicanos a Israel? Por tecnología y… un poco de riesgo

COMPARTIR

···

¿A qué fueron 60 inversionistas mexicanos a Israel? Por tecnología y… un poco de riesgo

Los empresarios acudieron a 'OurCrowd Summit 2019' para buscar nuevas oportunidades en la ‘nación startup’.

Abraham González / Enviado especial
19/03/2019
Israel se ha convertido en una la ‘startup nation’.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Por una semana, Isaac tuvo reuniones con al menos 10 startups de tecnología en diferentes ciudades de Israel. De vuelta en México ha comenzado una evaluación para definir con cuál o cuáles va a cerrar algún trato.

“Una opción es invertir en compañías que estén levantando capital y la otra es adoptar tecnologías que se desarrollan aquí (en Israel) y que pueden tener mercado en México”, explicó a El Financiero Isaac Nissan, miembro del equipo de inversión del fondo LIP Ventures, y uno de los integrantes de una delegación mexicana de al menos 60 inversionistas que asistió este mes al OurCrowd Summit 2019 en Jerusalén. “Para inversionistas que buscan diversificar su portafolio y meterse en high-tech, este es el paraíso. Esta es la ‘startup nation’”.

La forma en la que este inversionista llama a Israel se ha popularizado en todo el mundo y, actualmente este país, con una población de 9 millones, se ha convertido en un polo de atracción para capital. Desde firmas de ciberseguridad hasta las que usan inteligencia artificial aplicada a ciencias médicas, el número de startups que se generan en Israel cada año va al alza, de la misma forma que crecen los fondos de inversión para desarrollar a estas compañías.

OurCrowd, catalogada este año como la firma más activa del país en capital de riesgo, superó tras seis años la barrera de los mil millones de dólares levantados entre inversionistas globales para invertirlos en 170 compañías.

“La oportunidad (de este Summit) está en que participen inversionistas acreditados en invertir en las compañías de OurCrowd y en traerlas al mercado mexicano para detonar sus tecnologías”, explicó en entrevista Augusto Flores, inversionista independiente.

“Ya estamos involucrados en generar una plataforma en México de emprendedores y de empresas que buscamos ligar con estas compañías israelitas particularmente aprovechando sus tecnología”, dijo Flores.

Los desarrollos generados en Israel no son ajenos para inversionistas ni para firmas de México. En 2017, Mexichem compró por casi mil 900 millones de dólares a Netafim que se dedica a sistemas de riego de alta tecnología.

Nuseir Yassin, blogger de Nas Daily.
Nuseir Yassin, blogger de Nas Daily.Abraham González.

Pocas personas en México conocen tan bien el ecosistema emprendedor de México como Marcus Dantus. Él es CEO de Startup México y ha tenido participación activa en fondos de capital semilla y de riesgo en el país. En su perspectiva, hay lecciones que México puede tomar de Israel.

“Ellos no tienen un mercado interno, son una ‘isla’ en una región en la que no tienen vecinos amigables. Entonces, desde que empiezan un negocio piensan de manera mundial, global. Eso nos falta en México, pensar en grande”, aseguró Marcus a El Financiero durante su visita a Israel.

“Por otra parte, a nivel sistémico, nos falta un Gobierno que quite barreras. No digo que financie todo, pero sí que quite obstáculos. Por ejemplo, en México, las empresas pueden donar dinero de impuestos para producir películas y deducirlo de impuestos. ¿Por qué no hacer eso para emprendedores y fondos? El retorno para el país sería de 100 veces. Eso es lo que retornó en Estados Unidos. La fórmula está hecha. La hemos visto en Israel, en Irlanda, Corea del Sur y ahora en Kenia”.

La conexión comercial que tiene México con todo el mundo y su enorme mercado interno, puntualizó Dantus, son dos grandes oportunidades para el país y para el desarrollo de innovación y que los mexicanos deben aprovechar en los próximos años.