Tech

Musk reduciría oferta de compra por Twitter; acusa que hay más bots de los que le informaron

El tema de los bots en Twitter es bastante amplio, y la oferta de compra por Elon Musk se podría ver disminuida si la empresa no es transparente en la cantidad de bots.

Elon Musk ha dicho que su compra de Twitter por 44 mil millones de dólares depende de la precisión de una cifra: la cantidad de bots en la plataforma. Eso desencadenó una carrera por las respuestas.

Twitter indica en presentaciones regulatorias que el número de cuentas automatizadas es menos del 5 por ciento del total, pero Musk ha dicho que sospecha que el número es mucho mayor. Si puede demostrar que las cifras de Twitter son inexactas, el multimillonario puede intentar usar la información para salirse del trato o negociar un precio más bajo.

Aunque muchas estimaciones externas colocan la cifra por encima del umbral del 5 por ciento, sus evaluaciones y metodologías varían. Andrea Stroppa, exconsultora de datos del Foro Económico Mundial y veterana en el escrutinio de productos falsificados en línea, estima que las cuentas de bots han representado alrededor del 10 por ciento de la audiencia global de Twitter en los últimos nueve años.

La tasa aumenta hasta un 20 por ciento para algunos temas específicos, como las criptomonedas, dijo el investigador, y supera el 30 por ciento para las cuentas involucradas en ciertas teorías de conspiración.

Mientras tanto, la firma de investigación Bot Sentinel estima que entre el 10 y el 15 por ciento de las cuentas en Twitter no son auténticas. Eso incluye falsificaciones, spammers, estafadores, bots nefastos, duplicados y cuentas de odio de un solo propósito.

¿Qué hace tanto bot en Twitter?

Es más probable que las cuentas no auténticas tuiteen sobre política, criptomonedas, cambio climático y COVID-19 que sobre temas menos controvertidos como gatitos y origami, descubrió Bot Sentinel. Cyabra, una empresa de investigación con una metodología diferente, sitúa el porcentaje de perfiles de Twitter no auténticos en un 13.7 por ciento.

Twitter no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.


Musk dijo esta semana que los bots de spam representan al menos el 20 por ciento del total de Twitter, y preguntó si la cifra real podría llegar al 80 o al 90 por ciento. Tuiteó un meme el jueves sugiriendo en broma que Twitter es “todo bots”.

Pero puede ser difícil utilizar el problema para no comprar Twitter, dijo Adam Badawi, profesor de derecho en la Universidad de California en Berkeley.

“Para tener influencia, tendría que demostrar que la diferencia entre la cantidad real de bots y la cantidad que Twitter reveló en sus presentaciones ante la SEC se eleva al nivel de un ‘efecto adverso material’”, dijo. “Esa es la jerga de fusiones y adquisiciones para una completa calamidad. Probablemente tendría que demostrar que más de la mitad de los usuarios de Twitter no son reales”.

Musk, el director de Tesla y la persona más rica del mundo, acordó el mes pasado adquirir Twitter y convertirlo en privado por 44 mil millones de dólares. Después de eso, mientras Musk buscaba apuntalar el financiamiento para la transacción, mostró signos de vacilación. Dijo la semana pasada que el trato estaba “en suspenso” hasta que obtenga más información, específicamente pruebas de Twitter de que los llamados bots de spam representan menos del 5 por ciento de sus usuarios.

A principios de esta semana, Musk avivó las especulaciones de que podría tratar de renegociar la adquisición y dijo en una conferencia tecnológica en Miami que un acuerdo viable a un precio más bajo no estaría “fuera de discusión”. Pero la transacción no está oficialmente suspendida ni se está renegociando; Musk todavía está comprometido contractualmente con él.

Es probable que Musk tenga una experiencia diferente con los bots en la plataforma que la mayoría. Quienes diseñan cuentas automatizadas las programan para seguir a usuarios populares en un sitio, de modo que encajen con la multitud y se vean más humanos. Musk, con 94 millones de seguidores, probablemente atrae un mayor porcentaje de bots que la mayoría de los usuarios. Su imagen también ha sido utilizada por cuentas de criptomonedas para realizar estafas.

Dicho esto, los bots son un problema mayor para Twitter que para otras plataformas, dijo Stroppa.

El software de detección de bots de Twitter es mucho más débil que el de otras redes sociales”, dijo. En Twitter, puede ejecutar una botnet utilizando técnicas obsoletas y no necesita herramientas sofisticadas como emuladores de Android y proxies 4G, que pueden imitar a los clientes que usan un teléfono móvil, dijo Stroppa. Las botnets profesionales en Twitter son sigilosas, especialmente las que se usan para la propaganda digital, agregó.

Los bots tampoco están en contra de las reglas de Twitter. Algunos son cómicos o útiles de otras maneras, como uno que tuitea automáticamente la magnitud de los terremotos.

Con temas candentes como la pandemia, la actividad automatizada tiende a ser mayor. Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon recopilaron más de 200 millones de tuits sobre el coronavirus o el COVID-19 entre enero de 2020 y junio de 2020. De las 50 cuentas más influyentes que retuitearon material, el 82 por ciento eran bots, según descubrieron. De los mil principales retuiteadores, el 62 por ciento eran bots.

Pero el número total puede ser casi desconocido, incluso por Twitter, y ni siquiera está claro qué constituye un bot.

Sospecho que esto se extenderá en los tribunales”, dijo Chris Bail, profesor de la Universidad de Duke. “Porque las personas razonables pueden estar en desacuerdo sobre lo que es o no es un bot”.