Tech

El Salvador construirá una ‘Ciudad bitcoin’

La ciudad se edificará cerca del volcán Conchagua para aprovechar la energía geotérmica para alimentar tanto la ciudad como la minería de bitcoin.

En un ambiente parecido a un concierto de rock, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que su gobierno construirá una “Ciudad bitcoin” junto al mar en la base de un volcán.

Bukele utilizó una reunión de entusiastas de bitcoin el sábado por la noche para lanzar su última idea, de la misma manera que utilizó una conferencia anterior de bitcoin en Miami para anunciar en un mensaje de video que El Salvador sería el primer país en convertir la criptomoneda en moneda de curso legal.

Una oferta de bonos se realizará en 2022 completamente con bitcoin, dijo Bukele, con su gorra de beisbol al revés. Y 60 días después de que el financiamiento esté listo, comenzaría la construcción.


La ciudad se edificará cerca del volcán Conchagua para aprovechar la energía geotérmica para alimentar tanto la ciudad como la minería de bitcoin: la resolución de cálculos matemáticos complejos que consume mucha energía día y noche para verificar las transacciones de divisas.

El gobierno ya está creando una empresa minera piloto de bitcoin en otra planta de energía geotérmica junto al volcán Tecapa.

El volcán Conchagua, a orillas del océano, se encuentra en el sureste de El Salvador en el Golfo de Fonseca.

El gobierno proporcionará terrenos e infraestructura y trabajará para atraer inversores.


El único impuesto que se recaudará allí será el impuesto al valor agregado, la mitad del cual se utilizará para pagar los bonos municipales y el resto para infraestructura y mantenimiento municipal. Bukele dijo que no habría impuestos a la propiedad, a la renta ni municipales y que la ciudad tendría cero emisiones de dióxido de carbono.

La ciudad se construiría pensando en atraer inversiones extranjeras. Habría áreas residenciales, centros comerciales, restaurantes y un puerto, dijo Bukele. El presidente habló de educación digital, tecnología y transporte público sostenible.

“Invierte aquí y gana todo el dinero que quieras”, dijo en inglés Bukele a la multitud en la clausura de la Conferencia Latinoamericana de Bitcoin y Blockchain que se lleva a cabo en El Salvador.

El bitcoin ha sido moneda de curso legal junto con el dólar estadounidense desde el 7 de septiembre.

El gobierno respalda a bitcoin con un fondo de 150 millones de dólares. Para incentivar a los salvadoreños a usarlo, el gobierno ofreció un crédito de 30 dólares a quienes usaran su billetera digital.

Los críticos han advertido que la falta de transparencia de la moneda podría atraer una mayor actividad delictiva al país y que los cambios bruscos de valor de la moneda digital representarían un riesgo para quienes la poseen.

Bitcoin fue creado originalmente para operar fuera de los sistemas financieros controlados por el gobierno y Bukele dice que ayudará a atraer inversión extranjera a El Salvador y hará que sea más barato para los salvadoreños que viven en el extranjero enviar dinero a sus familias.

La preocupación entre la oposición salvadoreña y los observadores externos ha aumentado este año a medida que Bukele se ha movido para consolidar el poder.

Los votantes le dieron el control del Congreso al popular partido del presidente a principios de este año. Los nuevos legisladores reemplazaron inmediatamente a los miembros de la sala constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, dejando al partido de Bukele firmemente en control de las otras ramas del gobierno.

En respuesta, el gobierno de Estados Unidos dijo que trasladaría su ayuda de las agencias gubernamentales a las organizaciones de la sociedad civil. Este mes, Bukele envió una propuesta al Congreso que requeriría que las organizaciones que reciben financiamiento extranjero se registren como agentes extranjeros.