Tech

El ‘Juego del calamar’ es más que una serie: es la nueva ‘mina de oro’ de Corea

El mayor éxito de Netflix hace que las acciones de los medios de comunicación coreanos aumenten.

El último gran éxito del mundo del entretenimiento coreano “El juego del calamar” también está resultando popular entre los inversores, que han estado comprando acciones de al menos dos empresas relacionadas con la serie de suspenso.

Un juego de supervivencia dramatizado en la línea de “Los juegos del hambre”, el programa actualmente encabeza la clasificación mundial en Netflix, y es el primer drama coreano en reclamar el puesto número uno en los Estados Unidos en el servicio de streaming, según la firma de calificación de transmisión FlixPatrol.

Bucket Studio, que tiene una participación en la agencia que representa al actor principal de ‘El juego del calamar, Lee Jung-Jae, ha aumentado aproximadamente un 90 por ciento en las tres sesiones comerciales hasta el lunes. Showbox, cuyo predecesor había invertido en Siren Pictures, la productora privada del programa, ha aumentado más del 50 por ciento.


Bucket Studio es solo un beneficiario indirecto de “El juego del calamar”, y la conexión de Showbox también es incierta, ya que Siren Pictures es 100 por ciento propiedad de su CEO, Kim Ji-Yeon, según una nota del analista Douglas Kim en Smartkarma. Aún así, las acciones de producción de películas y televisión coreanas podrían superar en los próximos 2-3 años en la demanda global de contenido de entretenimiento de la nación, dijo.

“El juego del calamar” representa a un grupo de personas con grandes deudas que participan en una serie de juegos mortales para ganar premios en metálico. Su descripción de la batalla entre los que tienen y los que no tienen también ha generado comparaciones con la comedia negra ganadora del Oscar “Parasitos”, que ayudó a impulsar ganancias en las acciones de su productora CJ ENM el año pasado.

Las acciones de CJ ENM subieron esye lunes junto con Showbox, Bucket Studio y otros como Studio Dragon, cuya serie “Hometown Cha-Cha-Cha” ocupó el puesto número 7 en Netflix en todo el mundo, según FlixPatrol.

Las empresas coreanas pueden producir “dramas y películas muy populares que podrían representar una seria amenaza competitiva para las potencias de Hollywood”, dijo Kim. “‘El juego del calamar’ es un muy buen ejemplo de esto”, dijo.