Oficinas redimensionan ocupación por COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Oficinas redimensionan ocupación por COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Oficinas redimensionan ocupación por COVID-19

bulletEmpresas empiezan la evaluación de nuevas necesidades de espacio.

EISA MULTIMEDIOS / Claudia Olguín
05/08/2020
Actualización 05/08/2020 - 11:24
Oficinas en Reforma
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El mercado de oficinas de la Ciudad de México (CDMX) vivió en junio pasado, la actividad más baja en los últimos cinco años, resultado del distanciamiento social que impuso el COVID-19, al generarse apenas 95 mil metros cuadrados de transacciones en un trimestre.

Además, enfrenta una disrupción en la que las oficinas tradicionales se transformarán con la llegada del modelo de oficina flexible, que incluye el trabajo en casa (home office) y la apertura de nuevas sedes de menor tamaño, contiguas a las zonas donde centenares de colaboradores viven.

La complejidad del mercado corporativo en la CDMX ha generado niveles récord de desocupación, que en corredores como Bosques y Santa Fe llegó a 16.22%, tras el bajo nivel de absorción neta en el período que ha dejado, de acuerdo con el último reporte de la firma NKF.

Sin embargo, Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de la firma asegura que pese a las actuales condiciones, el mercado está teniendo un “rebote “.

“Muchos arrendatarios solo pospusieron satisfacer las necesidades de espacio debido a un reajuste de sus espacios. Entendiendo más a fondo cuántos pueden y deben seguir en modalidad de home office, y quienes deben regresar a la oficina, por cuánto tiempo y horarios, empezamos a ver una actividad más acelerada a la del segundo trimestre”, explica.

Comentó que este factor aunado a las nuevas condiciones más flexibles de los desarrolladores, darán un repunte en la absorción de espacios corporativos hacia el final del año, “lo que calculamos termine en una absorción al menos similar a la del 2019 que para la coyuntura, sería muy positivo”.

De acuerdo con el área de market research de la firma, el aumento en la desocupación es atribuible también al espacio disponible de proyectos que se agregan al mercado, originado en los corredores Periférico Sur, Norte (Azcapotzalco), Insurgentes y Polanco.

Con la oferta que sale al mercado, el inventario de oficinas clase A en Ciudad de México registra un nivel superior a 7.3 millones de metros cuadrados, del que se prevé un crecimiento sostenido, dado que existen alrededor de 1 millón de metros cuadrados de oficinas corporativas en etapas de construcción y proyecto.

En el reporte, destaca la firma la dinámica registrada en los corredores Norte, Insurgentes y Polanco, a la que según sus previsiones se agregarían otros movimientos de cara a la manera en que se empieza a asumir el regreso a los espacios de trabajo.

De cumplirse el pronóstico, el rebote haría factible retomar el ritmo previo a distanciamiento social y el inventario nuevo podría desplazarse en un lapso de 3 a 4 años.