menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Una razón más para usar cubrebocas: la humedad que generan podría ayudar a evitar el COVID grave

COMPARTIR

···
menu-trigger

Una razón más para usar cubrebocas: la humedad que generan podría ayudar a evitar el COVID grave

bulletLa hidratación del tracto respiratorio causada por el uso de estos artículos beneficia al sistema inmunológico, de acuerdo con los autores del estudio.

Redacción
15/02/2021
Actualización 15/02/2021 - 21:59
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un estudio de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en ingles) comparó cómo diferentes tipos de cubrebocas afectan la humedad dentro de estos.

De acuerdo con los investigadores, la humedad creada dentro del cubrebocas puede ayudar a combatir enfermedades respiratorias como el COVID-19.

El estudio, dirigido por investigadores del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) de los NIH, encontró que los cubrebocas aumentan sustancialmente la humedad en el aire que respira el usuario.

Los científicos sugieren que este mayor nivel de humedad en el aire inhalado podría ayudar a explicar por qué el uso de cubrebocas se ha relacionado con una menor gravedad de la enfermedad en personas infectadas con SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

"Se sabe que la hidratación del tracto respiratorio beneficia al sistema inmunológico", apuntan los autores del estudio publicado en Biophysical Journal.

"Descubrimos que los cubrebocas aumentan considerablemente la humedad en el aire inhalado y proponemos que la hidratación resultante del tracto respiratorio podría ser responsable del hallazgo documentado que vincula una menor gravedad de la enfermedad COVID-19 con el uso del cubrebocas", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Adriaan Bax, investigador distinguido de los NIH, al sitio web de estos.

"Se ha demostrado que los altos niveles de humedad mitigan la gravedad de la gripe y puede ser aplicable a la gravedad de COVID-19 a través de un mecanismo similar", comentó.

Te recomendamos:

Falta de aire, fatiga, disminución del gusto y el olfato: las secuelas del COVID a 6 meses de la infección

El estudio probó cuatro tipos comunes de cubrebocas: un N95, un quirúrgico desechable de tres capas, uno de algodón y poliéster de dos capas y uno de algodón pesado.

Los investigadores midieron el nivel de humedad haciendo que un voluntario respirara en una caja de acero sellada. Cuando la persona no usaba cubrebocas, el vapor de agua del aliento exhalado llenaba la caja, lo que provocaba un rápido aumento de la humedad dentro de esta.

Mientras que cuando la persona usaba cubrebocas, la acumulación de humedad dentro de la caja disminuía considerablemente, debido a que la mayor parte del vapor de agua que quedaba en el cubrebocas se condensaba y se volvía a inhalar.

Los resultados mostraron que los cuatro cubrebocas aumentaron el nivel de humedad del aire inhalado, pero en diversos grados. A temperaturas más bajas, los efectos humectantes de todos los cubrebocas aumentaron considerablemente. A todas las temperaturas, el de algodón grueso produjo el mayor nivel de humedad.

“El aumento del nivel de humedad es algo que la mayoría de los usuarios de cubrebocas probablemente sintieron sin ser capaces de reconocer y sin darse cuenta de que esta humedad en realidad podría ser buena para ellos”, dijo Bax.

Te puede interesar:

¡Hay que moverse! Así somos menos vulnerables al COVID-19, sobre todo las y los mayores