Reportan primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reportan primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años

COMPARTIR

···
menu-trigger

Reportan primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años

bulletUn hombre de 52 años murió en Sao Paulo a causa de la enfermedad que es considerada extremadamente rara y de alta letalidad.

Redacción
21/01/2020
Actualización 21/01/2020 - 17:13
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Gobierno de Brasil confirmó el primer caso de fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años, de acuerdo con el Ministerio de Salud del país.

Un hombre de 52 años, en Sao Paulo, murió luego de 15 días de haber presentado los primeros síntomas.

La enfermedad es considerada extremadamente rara y de alta letalidad y el tratamiento va de acuerdo con el cuadro clínico y los síntomas del paciente.

El paciente pasó por tres hospitales y fue en el último, el Hospital Albert Einstein, en donde identificaron el patógeno como un arenavirus, que causa la fiebre hemorrágica. La dependencia brasileña destacó que no tiene registró de que el hombre haya viajado.

El ministerio dijo que ya comunicó el hecho a la Organización Mundial de la Salud y a la Organización Panamericana de la Salud.

El periodo de incubación de la enfermedad es largo, entre 7 y 21 días, y se inciia con fiebre, mal estar, dolores musculares, manchas rojas en el cuerpo, dolor de garganta, estómago y detrás de los ojos, dolor de cabeza, mareos, sensibilidad a la luz, constipación y sangre en la nariz y boca.

Con la evolución de la enfermedad puede haber comprometimiento neurológico (somnolencia, confusión mental, alteración del comportamiento y convulsiones).

El último caso de fiebre hemorrágica brasileña fue hace más de 20 años, en ese periodo fueron detectados cuatro casos en humanos, siendo tres casos adquiridos por ambiente natural en Sao Paulo y uno por infección en laboratorio, en Pará.