Salud

¿Qué está buscando la OMS en China sobre el COVID-19 y por qué hay tanto 'alboroto'?

Personal de la organización arribó a Wuhan, pero su labor no es nada sencilla. Te contamos los detalles.

El equipo de investigadores internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que llegó este jueves a la ciudad de Wuhan, en el centro de China, espera encontrar pistas sobre el origen de la pandemia de COVID-19.

La visita ha estado envuelta en secretismo, y ni China ni la OMS han revelado exactamente qué hará el grupo ni adónde irá. Es probable que la búsqueda de los orígenes requiera un esfuerzo de años que podría ayudar a prevenir futuras pandemias.

¿Por qué Wuhan?

El centro industrial y de transporte en el río Yangtze es el primer lugar donde apareció el coronavirus en el mundo. Es posible que el virus llegara a Wuhan sin ser detectado desde otro lugar, pero la ciudad de 11 millones es un sitio lógico para comenzar la misión.


Las personas comenzaron a enfermarse en diciembre de 2019, muchas de ellas con vínculos con un mercado de alimentos en expansión que se ocupaba de animales vivos.

El creciente número de pacientes provocó alarmas que llevaron al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China a enviar un equipo para investigar.

La enfermedad devastaría a Wuhan antes de que fuera controlada en marzo. La ciudad fue bloqueada el 23 de enero con poca o ninguna advertencia. Las dificultades sufridas y las vidas perdidas se convirtieron en una fuente de dolor y orgullo para los residentes una vez que se levantaron las medidas de confinamiento de 76 días el 8 de abril.

¿Cuál es la agenda del equipo de la OMS?

Primero deben ponerse en cuarentena durante 14 días, durante los cuales trabajarán con sus homólogos chinos mediante videoconferencia. Las posibles visitas después de la cuarentena son el mercado de mariscos de Huanan, el sitio del grupo de casos de diciembre de 2019, y el Instituto de Virología de Wuhan.


Los científicos inicialmente sospecharon que el virus provenía de animales salvajes vendidos en el mercado.

Desde entonces, el mercado ha sido descartado en gran medida, pero podría dar pistas sobre cómo el virus se propagó tan ampliamente. Es posible que aún estén disponibles muestras del mercado, junto con el testimonio de quienes participaron en la respuesta inicial.

El Instituto de Virología de Wuhan mantiene un extenso archivo de secuencias genéticas de coronavirus de murciélago construidas a raíz de la pandemia de SARS de 2003, que se extendió desde China a muchos países.

Los miembros del equipo de la OMS esperarían tener acceso a los libros de registro y los datos de laboratorio, tanto para investigadores principiantes como para los de alto nivel, y protocolos de seguridad para la recolección, almacenamiento y análisis de muestras.

¿Por qué el secretismo?

China ha rechazado firmemente los pedidos de una investigación externa independiente. El jefe de la OMS expresó recientemente su impaciencia por el tiempo que tardó China en hacer los arreglos necesarios para la visita del equipo de expertos.

El Partido Comunista, que está 'a la cabeza' del Gobierno, mantiene un estricto control de la información y está particularmente preocupado por posibles revelaciones sobre su manejo del virus que podrían exponerlo a críticas internacionales y demandas financieras.

China reprimió los informes independientes sobre el brote y ha publicado poca información sobre su búsqueda del origen del virus. Una investigación de AP encontró que el Gobierno ha controlado estrictamente todas las investigaciones científicas relacionadas con el brote y prohíbe a los investigadores hablar con la prensa.

Los medios estatales continúan publicando informes que sugieren que el virus podría haberse originado en otro lugar.

Al anunciar la visita de los expertos, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, declaró que "el rastreo del origen del virus probablemente involucrará a varios países y localidades".