Salud

¿Por qué la vacuna anti-COVID de Moderna puede 'darle la vuelta' al problema de la ultracongelación?

La capacidad de almacenamiento de una posible dosis contra el virus SARS-CoV-2 será fundamental para países de ingresos medios y bajos, cuestión en la que Moderna tiene una ventaja.

Uno de los mayores desafíos para entregar una vacuna contra el nuevo coronavirus basada en una tecnología sin precedentes a millones de personas en todo el mundo se ha vuelto más fácil.

Cuando Pfizer anunció resultados preliminares efectivos para su vacuna candidata la semana pasada, la desventaja fue que esta debe almacenarse a temperaturas extremadamente frías, lo que plantea importantes problemas logísticos.

No obstante, Moderna superó a su rival el lunes al ofrecer una dosis basada en la misma tecnología que parece ser igualmente efectiva, pero que también se puede almacenar a temperaturas refrigeradas más accesibles hasta por un mes.


La diferencia es significativa. La entrega de vacunas normales a las poblaciones de las regiones más remotas, desde la India hasta África, es bastante difícil solo por cuestiones de suministro y transporte. El factor temperatura introduce un obstáculo más abrumador que requiere que los países construyan redes de almacenamiento y transporte que puedan mantener temperaturas mucho más frías que las requeridas para la carne congelada.

La inversión masiva y la coordinación necesarias aumentaron la probabilidad de que solo las naciones ricas tendrán acceso a la inyección.

"La vacuna de Moderna es una opción mucho más viable para los países de ingresos bajos y medianos que la vacuna de Pfizer", consideró Rachel Silverman, investigadora de políticas con sede en Washington en el Centro para el Desarrollo Global. "Las necesidades de almacenamiento en frío son menos extremas".

Te puede interesar: Vacuna de Moderna contra COVID-19 es 94.5% efectiva, según estudio

La vacuna de Moderna no solo puede permanecer estable en el refrigerador durante 30 días, sino que también puede conservarse en congeladores comunes para un uso prolongado.

En el otro extremo aparece la vacuna de Pfizer que debe mantenerse a menos 70 grados centígrados y puede permanecer en refrigeración solo hasta cinco días, al menos hasta que sus investigadores puedan igualar el avance de Moderna.

"La vacuna de Moderna se puede acomodar dentro de las redes de distribución de vacunas existentes", opinó Ayfer Ali, profesor asistente y especialista en investigación de medicamentos en Warwick Business School en Reino Unido. "Incluso en áreas remotas y subdesarrolladas, los refrigeradores están disponibles o se pueden suministrar a bajo costo", agregó.

Aunque Moderna solo ha cerrado acuerdos con un puñado de países desarrollados para su vacuna, recibió fondos de la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI), por lo tanto su dosis puede estar destinada a ayudar a habilitar el acceso en países de ingresos medios bajos, dijo Silverman.

La vacuna de la empresa de biotecnología con sede en Boston utiliza el mismo nuevo y experimental mecanismo de ARN mensajero que la de Pfizer. La aparición de dos candidatos prometedores está ayudando a aliviar las preocupaciones de que una sola vacuna no será suficiente para satisfacer la demanda mundial.

"Tendremos que utilizar toda la capacidad que tenemos y todas las vacunas que son efectivas a medida que se ponen en línea", adelantó Ali.

Pfizer también podría hacer que su vacuna sea más viable reformulándola, posiblemente en una forma liofilizada, para evitar el problema de la refrigeración, opinó Gillies O'Bryan-Tear, presidente de políticas y comunicaciones de la Facultad de Medicina Farmacéutica de Reino Unido.

Mientras tanto, cientos de vacunas contra el COVID-19 están en proceso, y es posible que surja otro candidato más rentable que use tecnología probada y sea más fácil de fabricar y enviar, consideraron los expertos.

"Creo que quedará claro en los próximos meses, hay otras vacunas que están en proceso y que están en la Fase 3", declaró Saad Omer, director del Instituto de Yale para la Salud Global. "Habrá decisiones sobre los costos de esperar versus actuar. Algunos podrían decidir esperar basándose en características más amplias y la necesidad de una cadena de ultrafrío, creo que será un gran cálculo".

Otras opciones de vacunas pueden ser esenciales, ya que no muchos fabricantes de medicamentos existentes tienen instalaciones de producción para tecnología de ARN mensajero.

Adar Poonawalla, director ejecutivo del Serum Institute de la India, el mayor productor de vacunas del mundo por volumen, indicó que no tenía planes de "incursionar con ningún candidato de ARN mensajero" durante al menos 2 años y medio 5 años, cuando una nueva instalación de la empresa haya concluido su construcción.

"Este tipo de innovación es excelente a largo plazo", enfatizó Poonawalla en una entrevista, pero la duda persiste sobre cuántos de ellos serán "utilizables" en un sentido práctico, dijo.

Sobre Moderna, te recomendamos leer: