Salud

OMS recomienda vacuna COVID de AstraZeneca para todas las personas adultas

Esta medida puede alentar a más países a usar la inyección de manera amplia. De esto se trata.

Un panel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó la vacuna COVID de AstraZeneca para todas las personas mayores de 18 años, allanando el camino para acelerar las vacunas en los países en desarrollo.

Esta medida puede alentar a más países a usar la inyección de manera amplia, después de que algunos miembros de la Unión Europea desaconsejaran dársela a los ancianos, citando datos de ensayos insuficientes.

Se espera que el efecto de la dosis en las personas mayores sea el mismo que en los receptores más jóvenes, comentó Alejandro Cravioto, presidente del panel de expertos de la OMS, en una sesión informativa.


La medida es una buena noticia para los países en desarrollo, muchos de los cuales están esperando para administrar sus primeras inyecciones, ya que los países más ricos ya han inoculado a millones de residentes.

AstraZeneca, que desarrolló la vacuna con la Universidad de Oxford, ha prometido importantes suministros a COVAX, una instalación que tiene como objetivo distribuir las vacunas de manera equitativa en todo el mundo.

La recomendación de la OMS sobre la vacuna Astra sigue la decisión de la organización de autorizar una vacuna de Pfizer y BioNTech en diciembre.

La inyección de la farmacéutica del Reino Unido es más fácil de implementar que otras vacunas como la de Pfizer, que deben almacenarse a temperaturas extremadamente frías y cuesta menos.


A medida que las cepas de virus mutados se extienden por todo el mundo, ha aumentado la preocupación de que afecten la eficacia de la vacuna.

Sudáfrica, donde se identificó por primera vez una de las variantes a fines del año pasado, precisó que detendría el lanzamiento de la vacuna AstraZeneca después de que un ensayo mostró que tenía una eficacia limitada contra las infecciones leves con la cepa.

El director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, dio a conocer que la inyección aún debería proteger contra enfermedades graves, y los funcionarios de la OMS subrayaron los beneficios de continuar usando la vacuna incluso en áreas afectadas por variantes.