El otro desafío de Nueva York: los ciudadanos que se rehúsan a llevar cubrebocas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El otro desafío de Nueva York: los ciudadanos que se rehúsan a llevar cubrebocas

COMPARTIR

···
menu-trigger

El otro desafío de Nueva York: los ciudadanos que se rehúsan a llevar cubrebocas

bulletEn todo el estado, una regla especifica que los habitantes deben tener puesto este equipo de protección si no pueden mantener una distancia de al menos dos metros con otras personas.

AP
13/05/2020
Actualización 13/05/2020 - 13:53
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un debate se libra en Nueva York, donde el COVID-19 ha cobrado más de 20 mil vidas: exactamente dónde y cuándo se se debe usar el cubrebocas.

Desde el 17 de abril, el estado de Nueva York obliga a todos a cubrirse la cara en cualquier lugar donde no pueda mantener una distancia de al menos dos metros de las personas que no conviven con ellos. Solo están exceptuados los menores de dos años o las personas que puedan demostrar una razón médica.

En Nueva Jersey y Connecticut, y más recientemente en Massachusetts, rige una norma similar. Reino Unido, por ejemplo, estableció que la gente debe cubrirse la nariz y la boca en tiendas, buses y el metro.

Pero aunque la norma es clara, cada neoyorquino la interpreta a su manera.

No es raro ver grupos de paseantes en los parques y trabajadores esenciales, incluso agentes de policía, que dejan colgar sus tapabocas incluso cuando caminan por aceras en medio de otras personas o conversan entre ellas. Los que menos las usan son los que hacen ejercicios al aire libre.

A medida que el tiempo cálido invita a salir de la casa, crecen las probabilidades de enfrentamientos entre creyentes de los cubrebocas y los escépticos.

El gobernador Andrew Cuomo ha declarado que no hay problema en quitarse la protección mientras uno camina solo, pero debe colocársela si alguien se acerca. Incluso afirmó que reclamó a un hombre que iba sin cubrebocas mientras paseaba a su perro.

“Estábamos en desacuerdo y la situación, la conversación, se volvió un poco tensa. Por eso puse fin a la conversación”, relató.

Elissa Stein, diseñadora gráfica y activista de 55 años que vive en Manhattan, fabricó camisetas impresas con una versión algo grosera de la leyenda 'usa tu mascarilla'. Dijo que muchos la miran cuando vista una de ellas, pero que vale la pena, dado lo que está en juego.

“No debería ser algo que se toma a la ligeraEsto no es broma”, remarcó.

La norma estatal no impone multas por no usar el cubrebocas. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, afirmó que prefiere la educación a la sanción.

Los mensajes de otros políticos suelen ser confusos.

El presidente Donald Trump descarta usarla en público, pero el lunes la Casa Blanca ordenó que todos en el Ala Oeste, el sector de la oficina presidencial, que la usen desde que miembros del personal se contagiaron del virus SARS-CoV-2.