Talento mexicano con vocación social: crean caretas con impresión 3D para proteger a médicos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Talento mexicano con vocación social: crean caretas con impresión 3D para proteger a médicos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Talento mexicano con vocación social: crean caretas con impresión 3D para proteger a médicos

bulletAditiva por México, una iniciativa sin fines de lucro, ha fabricado más de 15 mil protectores faciales para el personal que atiende la pandemia de COVID-19.

Por Alejandra Ojendi
10/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Aditiva por México es una iniciativa no lucrativa que, a partir de la impresión 3D, ha fabricado y entregado más de 15 mil protectores faciales para médicos que atienden COVID-19. Se trata de una técnica–también conocida como prototipado rápido y manufactura aditiva– que permite fabricar piezas volumétricas a partir de un diseño hecho en computadora.

Liderada por Stratasys México y Tridi Mx, Aditiva por México está formada por industrias, empresas y entusiastas de la impresión 3D. Hasta el momento, cuenta con 150 aliados; Boeing, Toyota, Medtronic, Dunwoody College of Technology, la Universidad de Florida Central y la Universidad de Minnesota, entre ellos. Además, cualquier taller de impresión 3D que desee ayudar con la fabricación de por lo menos 100 caretas se puede unir a la iniciativa. Stratasys, por su parte, también produce estas piezas en Minnesota, California y Texas.

Carlos Ramírez, Territory Manager de Stratasys México, explica en entrevista que estas caretas son una protección extra para los médicos, pues se utilizan encima de los goggles y el cubrebocas.

El diseño de estos protectores faciales, constituido por un visor impreso en 3D y un protector de plástico transparente que cubre toda la cara, inició en España y continuó en Estados Unidos, comenta Ramírez.

En total, esta iniciativa ha fabricado 15 mil caretas. De estas, precisa el Territory Manager, cinco mil han sido entregadas a hospitales públicos y privados del centro del país. En la misma región, añade, mil 200 han sido compradas por empresas y donadas a hospitales, mil han sido fabricadas con donación de materiales (filamentos y PET), y dos mil 500 han sido compradas directamente por empresas u hospitales para uso propio.

Estos protectores tienen un costo aproximado de 60 pesos, pues si bien Aditiva por México ha hecho donaciones, es necesario venderlos para que la iniciativa se mantenga en pie. “Buscamos que el sistema se mantenga vivo. No hacer negocio, pero sí recuperar el costo de la materia prima”, afirma Ramírez.

Comenta, asimismo, que hospitales, clínicas, centros médicos y académicos, así como residencias de personas de la tercera edad pueden solicitar estas caretas de protección a través de la página de internet de Aditiva por México.

La iniciativa Aditiva por México también busca ayudar a los pacientes con coronavirus. A partir de la impresión 3D, ha fabricado válvulas para respiradores, que ha hecho llegar a hospitales del país en calidad de prototipo.

“Hospitales de países como Italia están sufriendo desabasto de estas piezas. En casos como estos, la impresión 3D ha desempeñado un papel primordial para sostener las cadenas de suministro afectadas por las limitaciones de producción e importaciones, y está entregando piezas que salvan vidas”, comenta Carlos Ramírez.

Agrega que, en el contexto de la pandemia, este tipo de tecnología ha permitido reaccionar rápido para la producción de dispositivos médicos. “Hay que ver cómo puede ayudar también en la reactivación de la economía”, concluye.