Salud

¿Me dará gripe si me salgo sin suéter con este frío? La respuesta no le gustará a nuestros padres

Es común que en temporada de frío los resfriados estén 'a la vuelta de la esquina', pero hay algunos mitos que es pertinente conocer.

Muchos de nosotros hemos escuchado: "No salgas sin suéter o te enfermarás (de gripe o un catarro)".

Eso no es exactamente cierto. Como ocurre con muchas cosas, la realidad es más complicada.

Aquí está la distinción: tener frío no es la razón por la que se resfría. Pero es cierto que el clima frío facilita el resfriado o la gripe.


Todavía es demasiado pronto para saber cómo el clima impacta el virus COVID-19, pero los científicos están comenzando a pensar que se comporta de manera diferente a los virus del resfriado y la gripe.

Como profesora asociada de Enfermería con experiencia en salud pública, me preguntan sobre esto todo el tiempo. Así que aquí hay un vistazo a lo que realmente sucede.

Muchos virus, incluido el rinovirus, el culpable habitual del resfriado común, y la influenza, siguen siendo infecciosos por más tiempo y se replican más rápido en temperaturas más frías. Es por eso que estos virus se propagan más fácilmente en invierno. Usar un abrigo grueso no necesariamente marcará la diferencia.

La transmisión de virus es más fácil cuando hace frío

Más específicamente, el clima frío puede cambiar la membrana externa del virus de la influenza; hace que la membrana sea más sólida y gomosa. Los científicos creen que la capa de goma facilita la transmisión del virus de persona a persona.


No es solo el aire frío del invierno lo que causa un problema. El aire seco además del frío se ha relacionado con brotes de gripe. Un estudio de los Institutos Nacionales de Salud sugiere que el aire seco del invierno ayuda aún más al virus de la influenza a permanecer infeccioso por más tiempo.

La forma en que responde tu sistema inmunológico durante el clima frío también es muy importante. La inhalación de aire frío puede afectar negativamente la respuesta inmunitaria en el tracto respiratorio, lo que facilita que los virus se arraiguen. Es por eso que usar un pañuelo sobre la nariz y la boca puede ayudar.

Además, la mayoría de la gente recibe menos luz solar en invierno. Eso es un problema porque el Sol es una fuente importante de vitamina D, que es esencial para la salud del sistema inmunológico. La actividad física, otro factor, también tiende a disminuir durante el invierno. Las personas tienen tres veces más probabilidades de retrasar el ejercicio en dichas condiciones.

En cambio, la gente pasa más tiempo en interiores. Eso generalmente significa un contacto más cercano con los demás, lo que conduce a la propagación de la enfermedad.

Los virus respiratorios generalmente se propagan dentro de un radio de dos metros de una persona infectada. Cuando estás en el interior, es muy probable que estés más cerca que esa distancia.

Además, el clima frío seca los ojos y las membranas mucosas de la nariz y la garganta. Debido a que los virus que causan resfriados y gripe generalmente se inhalan, pueden adherirse más fácilmente a estos conductos resecos y deteriorados.

Lo que puedes hacer

Si bien la conclusión es que estar mojado y tener frío no te enferma, existen estrategias para ayudar a prevenir enfermedades durante todo el año.

*Lávate las manos con frecuencia.

*Evita tocarte la cara, algo que la gente hace entre nueve y 23 veces por hora.

*Hidrátate. Ocho vasos de agua al día es un buen objetivo, pero eso podría ser más o menos dependiendo del estilo de vida y del tamaño de la persona.

*Consume una dieta bien balanceada. Las verduras de hoja verde oscuro son ricas en vitaminas que apoyan el sistema inmunológico; los huevos, la leche fortificada, el salmón y el atún contienen vitamina D.

*Mantente físicamente activo, incluso durante el invierno.

*Limpia con frecuencia las superficies duras y de alto contacto de su hogar.

*Si tu nariz o garganta se secan en el invierno, considera usar un humidificador.

*Vacúnate contra la gripe.

Y una cosa más importante este año: cuando sea tu turno, asegúrate de recibir la vacuna COVID-19

La nota original la puedes encontrar aquí.

Libby Richards, profesora asociada de Enfermería de la Purdue University, para The Conversation.

*The Conversation es una fuente independiente y sin fines de lucro de noticias, análisis y comentarios de expertos académicos