Gobierno de EU se prepara ante coronavirus como si fuera ya una pandemia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno de EU se prepara ante coronavirus como si fuera ya una pandemia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gobierno de EU se prepara ante coronavirus como si fuera ya una pandemia

bulletLos Centros de Control y Prevención de Enfermedades, agencia del Gobierno de Estados Unidos, prevén que el coronavirus se comenzará a esparcir a nivel local en el país.

Bloomberg / Robert Langreth
25/02/2020
Queens, un distrito de Nueva York.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron este martes que los estadounidenses deberían prepararse para las interrupciones en la vida cotidiana si el brote del nuevo coronavirus (COVID-19) que comenzó en China empieza a extenderse en Estados Unidos, y describió planes de emergencia que imitarían las medidas drásticas tomadas por otros países.

Esto podría incluir el cierre de escuelas, la cancelación de eventos deportivos, conciertos y reuniones de negocios. Estados Unidos se está preparando como si el virus se convirtiera en una pandemia y se propagara localmente por EU, indicó Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias en una llamada con periodistas este martes.

"Prevemos que el coronavirus se comenzará a esparcir en las comunidades del país", comentó. "No se trata de si pasará, sino de cuando sucederá exactamente".

Los nuevos casos registrados en Italia, Irán, Corea del Sur y otros países además de China parecen haber confirmado las predicciones de los funcionarios de salud de que los esfuerzos para contener el virus en China harán lenta la propagación, pero no la detendrán.

El CDC es la principal agencia federal responsable de rastrear y responder ante brotes de enfermedades. Si bien las autoridades han advertido durante semanas que es probable que el COVID-19 se propague a Estados Unidos, la llamada de este martes fue una escalada notable para describir lo que eso significaría.

El brote está "evolucionando y expandiéndose rápidamente", agregó Messonnier. Aunque hasta ahora solo se han diagnosticado un pequeño número de casos en EU, consideró que era necesario que los trabajadores de la salud y los gobiernos se prepararan ahora como si hubiera un brote estadounidense significativo.

Las medidas que se tomen podrían ser significativas, y Messonnier apuntó que dijo a sus propios hijos la mañana de este martes que se prepararann para las interrupciones en sus vidas.

Sus advertencias contrastan con los comentarios hechos por el presidente Donald Trump y otros altos funcionarios de la administración, quienes han retratado al coronavirus como un problema contenido fuera de EU.

El virus está "muy bien controlado en nuestro país", afirmó Trump este martes en una conferencia de prensa desde Nueva Delhi, donde concluirá una visita de dos días a la India.

"Creo que la gente debería de estar lo más tranquila posible al evaluar esto", señaló el asesor económico de la administración, Larry Kudlow, en la Casa Blanca también este martes, tras las declaraciones de Trump. "Los planes de emergencia no necesariamente significan que deberán implementarse".

Kudlow comentó que las acciones de la administración, como examinar a los viajeros de China, han reducido el riesgo. "Hemos contenido esto, no diré que es hermético, pero está bastante cerca de serlo".

Los funcionarios de salud estadounidenses tienen planes establecidos para brotes de enfermedades infecciosas, y Messonnier señaló el informe de 2017 sobre las recomendaciones para medidas de mitigación comunitaria para la influenza pandémica como un plan para los pasos que EU podría tomar cuando el coronavirus comience a propagarse por ese país.

Una herramienta importante es lo que se conoce como distanciamiento social: encontrar formas de limitar las interacciones personales donde el virus podría transmitirse. Las medidas podrían incluir el cierre de escuelas o dividir las clases en grupos más pequeños y reorganizar los escritorios para que estén más separados.

Para los trabajadores, las empresas estadounidenses podrían ofrecer teletrabajo y reemplazar las reuniones en persona con llamadas de conferencia. Podrían posponerse las reuniones masivas de todo tipo, incluidos conciertos, festivales y eventos deportivos. Otro componente importante es la limpieza de rutina de las superficies que se tocan con frecuencia.

"El beneficio máximo se produce cuando las medidas se superponen entre sí", añadió Messonnier en la llamada.