Bolsonaro critica cuarentena en Brasil pese a aumento de muertes por coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bolsonaro critica cuarentena en Brasil pese a aumento de muertes por coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bolsonaro critica cuarentena en Brasil pese a aumento de muertes por coronavirus

bulletEl presidente del país sudamericano agregará este lunes más categorías de empleos a aquellas que se consideran esenciales en un intento por lograr que los ciudadanos regresen a sus trabajos.

Bloomberg / Shannon Sims
11/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó las medidas de confinamiento implementadas por gobernadores estatales, incluso pese a que el número de contagios y muertes por coronavirus no ha mostrado señales de desaceleración.

Bolsonaro dijo que agregará este lunes más categorías de empleos a aquellas que se consideran esenciales en un intento por lograr que los ciudadanos regresen a sus trabajos, lo que choca con los planes de los gobiernos estatales de endurecer las restricciones al traslado y el comercio. “Ya que ellos no quieren abrir, voy a ir yo abriendo”, comentó Bolsonaro el domingo.

Al referirse a una cuarentena impuesta por el gobernador del estado de Maranhão, al norte del país, el presidente señaló que las medidas están obligando a los jefes de familia a “quedarse en casa y pasar hambre con su familia”.

Millones ya están sintiendo lo que es vivir en Venezuela”, escribió el mandatario en Twitter.

Bolsonaro ha criticado las medidas de contención del virus adoptadas por las autoridades locales, diciendo que provocarán un enorme daño económico y aumentarán el desempleo. Es una estrategia arriesgada que puede afectar su popularidad a medida que aumenta el número de nuevos contagios y muertes por el COVID-19 en Brasil. Desde que comenzó la pandemia, Bolsonaro ha perdido a dos ministros, y ahora enfrenta acusaciones criminales y una crisis política que crece cada vez más.

Los comentarios del presidente se conocen cuando algunos analistas advierten que la pandemia provocará más dificultades económicas de las previstas anteriormente. JPMorgan ahora espera que la economía más grande de América Latina se contraiga 7 por ciento este año en medio de un empeoramiento de la crisis de salud impulsada por un pico del virus más tardío y más alto, según un informe del 8 de mayo.

“El retraso en el pico y el negativo impacto en la percepción debido al temor de contagio no solo mantendrán la actividad económica debilitada por más tiempo, sino que también aumentarán las posibilidades de un daño más duradero para la economía”, escribieron economistas de JPMorgan en el informe. “Además, nos preocupa que una recesión económica prolongada pueda intensificar las tensiones políticas y sociales”.

El Ministerio de Salud de Brasil informó el domingo 162 mil 699 casos totales de COVID-19 y 11 mil 123 muertes, entre las más altas del mundo.

En los últimos días, los funcionarios locales han endurecido las restricciones para ayudar a frenar el virus. Grandes ciudades como Fortaleza y Belém han establecido estrictas cuarentenas, mientras que la ciudad de São Paulo está frenando la circulación de automóviles y el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, dijo que extenderá la cuarentena en su estado.

No obstante, el viernes, Bolsonaro dijo a la prensa que asistiría a una recepción en el palacio presidencial el sábado por la tarde, y agregó que esperaba que asistieran miles de personas. No se sabía cuán serio era Bolsonaro sobre sus planes, y la barbacoa fue cancelada más tarde.

En su lugar, se divulgó un video del presidente conduciendo una moto de agua el sábado en el lago Paranoá, en Brasilia.

Cuando fue enfrentado el domingo fuera del palacio presidencial por una persona que le gritó que la democracia exigía su renuncia o juicio político, el presidente respondió: “Me iré el 1 de enero de 2027”.