Salud

BioNTech, en la cima por su vacuna contra COVID... y ahora con una de las personas más ricas del mundo

Las acciones de BioNTech han subido casi un 10 por ciento desde el lunes y más del 250 por ciento durante el año.

Ugur Sahin acaba de alcanzar otro hito. El cofundador de BioNTech se unió este jueves al club de las 500 personas más ricas del mundo después de que Reino Unido aprobara esta semana el uso de la vacuna contra COVID-19 que la empresa alemana creó junto con Pfizer.

Las acciones de BioNTech han subido casi un 10 por ciento desde el lunes y más del 250 por ciento durante el año. Sahin es ahora la 493ª persona más rica con un patrimonio neto de 5.1 mil millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

Sahin no respondió a una solicitud de comentarios realizada a través de la oficina de prensa de BioNTech.


Reino Unido fue el primer país occidental en aprobar una vacuna contra COVID-19, allanando el camino para el despliegue de una inyección que Pfizer y BioNTech han dicho que es 95 por ciento efectiva para prevenir enfermedades. BioNTech todavía está esperando una decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y los reguladores de la Unión Europea.

La firma alemana se centró anteriormente en la lucha contra el cáncer, pero Sahin y su esposa Ozlem Tureci, director médico de BioNTech, afinaron su enfoque en Covid-19 en enero después de leer un preocupante estudio sobre la propagación del virus en una familia que había visitado Wuhan, China. Sus resultados son una validación del nuevo tipo de fármaco que han perseguido durante sus carreras.

"Podría abrir el campo farmacéutico para una nueva clase de moléculas", dijo Sahin el mes pasado.

Sahin, científico de origen turco, es el único accionista de una empresa alemana que controla una participación del 18 por ciento en BioNTech, que recaudó 150 millones de dólares de su oferta pública inicial en Estados Unidos el año pasado, según muestran los documentos presentados.

Sahin se une a los hermanos Struengmann de Alemania entre los 500 más ricos del mundo. Poseen aproximadamente la mitad de BioNTech y respaldaron Ganymed Pharmaceuticals, empresa biotecnológica que Sahin estableció antes con su esposa.

La carrera para producir una vacuna COVID-19 también ha elevado a un grupo de inversores al rival más cercano de BioNTech, Moderna.

Las acciones de la compañía con sede en Cambridge, Massachusetts, han subido más del 650 por ciento este año, convirtiendo a algunos de los primeros inversores en multimillonarios, entre ellos el profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts Bob Langer y el profesor de la Universidad de Harvard Tim Springer, así como el director ejecutivo Stephane Bancel, quien ahora posee 4.7 mil millones de dólares.

Hospitales en riesgo: perderían personal por efectos secundarios de vacuna contra el COVID