Salud

Paxlovid: Así es como la pastilla de Pfizer ‘ataca’ al COVID-19

El medicamento fue aprobado por la Cofepris para ser usado en personas con COVID leve o moderado con riesgo de complicaciones.

México cuenta desde este viernes con un nuevo tratamiento contra el COVID: paxlovid, la pastilla diseñada por Pfizer para tratar a personas infectadas con el virus SARS-CoV-2.

El medicamento puede ser usado, a discreción de las autoridades de salud, en personas que tengan un COVID leve o moderado con riesgo de complicaciones, explicó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

¿Cuál es su efectividad?

En ensayos clínicos, el fármaco demostró su capacidad para reducir de manera drástica las hospitalizaciones y muertes relacionadas con el virus SARS-CoV-2. En el caso de los ingresos a unidades de salud, su efectividad fue de 89 por ciento cuando se administró a pacientes no vacunados de alto riesgo dentro de los tres días posteriores al inicio de los síntomas.

Los eventos adversos han sido similares entre el fármaco y el placebo en los ensayos clínicos, informó Pfizer en 2021.

¿Y cómo funciona el medicamento contra el COVID?

Paxlovid tiene dos componentes, de acuerdo con lo explicado por la Cofepris:

  • Nirmatrelvir: inhibe una proteína del patógeno, con lo que impide la replicación del virus.
  • Ritonavir: ayuda con la desaceleración del fármaco, esto para que pueda permanecer más tiempo en el organismo de las personas que lo reciban.

El pequeño ‘pero’ de la aprobación

Estados Unidos, una de las primeras naciones en aprobar el uso del medicamento, ya enfrenta problemas de escasez del mismo. Las píldoras —y de hecho otros medicamentos contra el COVID-19— están siendo racionados cuidadosamente, reservados para los pacientes de mayor riesgo.

Otro ‘inconveniente’ del Paxlovid es su tiempo de fabricación, que puede ir desde los seis hasta los ocho meses. Debido a eso, Pfizer prevé que solamente pueda entregar a EU cerca de 250 mil tratamientos para finales de este mes.

Estados Unidos ha ordenado suficientes Paxlovid para atender a 20 millones de personas, pero las primeras 10 millones de órdenes serán entregadas apenas en junio.