Salud

La buena: Autorizan píldora Pfizer contra el COVID; la mala: se demorará por más de 6 meses

La Casa Blanca advirtió que por su complejidad química, producir el medicamento tomará más de seis meses para cumplir con su pedido inicial.

La píldora contra el COVID-19 de la farmacéutica Pfizer recibió este miércoles la autorización de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. Aunque funcionarios de alto nivel de la Casa Blanca advirtieron que tomará más de seis meses cumplir con su pedido inicial.

El fármaco denominado Paxlovid para tratar a personas con alto riesgo de complicaciones graves, fue autorizado por el regulador de medicamentos de EU, lo que brindaría una opción de tratamiento más conveniente para los pacientes en un punto crítico de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, los asesores de salud de alto nivel del presidente Joe Biden amortiguaron las especulaciones, y advirtieron que la compañía estadounidense tardaría meses en producir y distribuir los 10 millones de cursos de tratamiento que ya están ordenados, informó el Financial Times.

“Según Pfizer, la compleja química involucrada en la creación del ingrediente activo en la píldora significa que la producción demora entre seis y ocho meses”, informó Jeff Zients, coordinador del equipo de respuesta al COVID-19 de Biden.

“Tendremos 265 mil tratamientos de Pfizer disponibles en enero... y todos los cursos de tratamiento de 10 millones entregados a finales del verano”, añadió el funcionario estadounidense según reporta Financial Times.

“Sabiendo que la fabricación de estas píldoras lleva tiempo, Pfizer continúa aumentando sus planes de producción. Y ahora que la píldora está autorizada, tendremos conversaciones para explorar cómo podemos ayudarlos a mejorar aún más su capacidad de fabricación al proporcionar los recursos necesarios”, explicó.

La píldora reduce el riesgo de hospitalización o muerte en pacientes con COVID-19 en un 89 por ciento, informó Pfizer. Es probable que sea especialmente importante en los próximos meses porque las primeras pruebas de laboratorio muestran que continúa funcionando contra la variante ómicron de rápida propagación.