Salud

¿Aún tienes dudas sobre la aplicación de Sputnik V? La vacuna rusa tiene una eficacia de más del 90%

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya ruso fabricó el inmunizador.

Este viernes, el Gobierno de la Ciudad de México anunció la vacunación de las personas de 30 a 39 años en nueve alcaldías a partir del 20 de julio. Si bien algunas demarcaciones comenzaron con la aplicación de la vacuna AstraZeneca, en las restantes la inoculación será el antígeno Sputnik V.

La vacuna rusa Sputnik V cuenta con una eficacia mayor al 90 por ciento, de acuerdo con el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya ruso, el fabricante del antígeno.

“Según el análisis de datos de 3.8 millones de personas vacunadas en Rusia, Sputnik V demuestra una eficacia del 97.6 por ciento”, señala el centro ruso.


Además, 19 mil 866 voluntarios rusos recibieron dos dosis de la vacuna y se determinó una eficacia del 91.6 por ciento. Se registraron 78 casos de COVID-19 en la etapa de control final.

Fuera de las fases de ensayo, se han realizado estudios donde se prueba y se mide la eficacia de la vacuna rusas ‘en el mundo real’. Uno de ellos es Sputnik V Vaccine Elicits Seroconversion and Neutralizing Capacity to SARS CoV-2 after a Single Dose, donde se evaluó el éxito del inmunizador contra el SARS-CoV-2 en los trabajadores del sector salud en Argentina.

A los 21 días de recibir la primera dosis de Sputnik V se encontró que el 94 por ciento de las personas desarrollaron anticuerpos

‘‘La alta tasa de seroconversión después de una dosis única en participantes sugiere el beneficio de retrasar la administración de la segunda dosis para aumentar el número de personas vacunadas. Los datos presentados proporcionan información para orientar las decisiones de salud pública a la luz de la actual emergencia sanitaria mundial’', señala el informe del estudio.


Los resultados vistos por grupos de edad revelaron que hay un entre un 96 y 89 por ciento de eficacia en personas mayores de 60 años. Después de la aplicación de la segunda dosis, el 100 porciento de los participantes mostraron seroconversión.