Hellboy y el 'placer' de negar los orígenes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hellboy y el 'placer' de negar los orígenes

COMPARTIR

···

Hellboy y el 'placer' de negar los orígenes

El demonio vuelve a la 'pantalla grande' de la mano de Neil Marshall. ¿Contra quién luchará esta vez? ¿Esta versión es igual que la de Guillermo del Toro? Aquí te contamos.

Angélica Ferrer
11/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un grupo de nazis te trae al mundo en la recta final de la Segunda Guerra Mundial, te cría un humano con afición hacia los fenómenos paranormales y creces limándote los cuernos y luchando contra lo que eres: un demonio

La nueva versión de Hellboy va más allá de la visión que nos mostró anteriormente el director mexicano Guillermo del Toro; hace énfasis en los orígenes del personaje principal, interpretado por David Harbour, y en sus enemigos que, sin que él se dé cuenta, están más cerca de lo que imagina.

El filme dirigido por Neil Marshall plantea la lucha entre el demonio y la reina de Sangre (Milla Jovovich). La monarca, quien fue asesinada y descuartizada por el rey Arturo en complicidad con el mago Merlín, ‘revive’ y desea terminar el plan que no pudo concretar siglos atrás: exterminar a la humanidad.

Este conflicto inicia con el llamado del Club de Osiris, una congregación de caballeros ingleses que caza gigantes, la cual necesita la ayuda de Hellboy. Sin embargo, la historia da un giro en cuanto el antihéroe pisa suelo londinense.

La película muestra al demonio constantemente aturdido por sus orígenes, sus deseos y el que presuntamente es su destino: ser el amo y señor de los infiernos.

En su camino, sufre la pérdida de seres queridos, pero conocerá y se reencontrará con aliados (como Alice Monaghan, quien es interpretada por Sasha Lane) que, gracias a sus peculiaridades, lo ayudarán a elegir la mejor opción a pesar de que por sus venas corre el mal.

La trama se desarrolla en ciudades como Tijuana y Londres, donde las peleas sangrientas, las vísceras y la muerte sin piedad de todo aquel que se atraviese en el camino de la reina de Sangre o de otros enemigos de Hellboy como Baba Yaga, prevalecen durante todo el filme.

Ambientada con música que va desde Rosalía hasta Ludwig van Beethoven, esta versión del cómic creado en los años noventa por Mike Mignola, ofrece una visión más cruda, sarcástica y contrastante del demonio que, pese a su mal humor y su gusto por los clubes de strippers, ayuda a la humanidad.

Una recomendación: cuando termines de ver el filme, quédate en la sala hasta que concluyan los créditos. Puede que encuentres algo más.