Reflector

Emilia Clarke señala ventajas que los actores tuvieron en 'Game of Thrones' y las actrices no

La actriz que interpretó a Daenerys Targaryen señaló que los actores contaban con sistemas de enfriamiento para sus vestuarios en sets calurosos, así como privilegios en algunas escenas.

La actriz británica Emilia Clarke, conocida por su papel de Daenerys Targaryen en la serie 'Game of Thrones', reveló recientemente algunas desventajas que vivió como mujer en el set de grabación.

Durante el Festival de Televisión de Edimburgo, la 'Madre de Dragones' contó que los hombres en el set contaban con sistemas de enfriamiento incorporados a sus trajes, mientras que las actrices simplemente tenían que tolerar el sudor, de acuerdo con el medio Digital Spy.

En el caso de los integrantes de la Guardia de la Noche, entre ellos Kit Harington (Jon Snow), llevaban puestas pieles gruesas todo el tiempo, y en los países calurosos les ponían una bomba con su propio generador conectado al vestuario, para bombear agua fría y ayudar a que no pasaran calor; al contrario, a las actrices no se les permitía esto y lo más que Clarke pudo conseguir fue que le levantaran la parte de atrás de la peluca, explicó el medio.

Esta no es la primera vez que la actriz denuncia este tipo de situaciones: en abril de 2019, Clarke señaló que Harington se quejaba de tener el peor horario de grabación por tener que hacerlo bajo el sol, cuando había pocas horas de luz, mientras que él terminaba a las 14 horas y ella hasta las 23 horas, de acuerdo con Vulture.

En tanto, en noviembre de 2019 la Khaalesi reveló que se sintió incómoda actuando desnuda en escenas de 'Game of Thrones'.

Clarke mencionó que tenía 23 años cuando comenzó a filmar la serie, y que incluso lloraba antes de comenzar a hacer este tipo de escenas "terroríficas" de desnudo.

En este sentido, también contó que Jason Momoa (Khal Drogo) la protegió en diversas ocasiones, pidiendo que la cubrieran en momentos en los que hacía frío y ella temblaba, de acuerdo con The Guardian.