Componer desde el origen, redescubrir el escenario, llamarse Bengala
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Componer desde el origen, redescubrir el escenario, llamarse Bengala

COMPARTIR

···
menu-trigger

Componer desde el origen, redescubrir el escenario, llamarse Bengala

bulletLa banda está confirmada para el 20 aniversario del Vive Latino en este año y la próximo edición del festival Pa’l Norte!

bulletLos músicos todavía no saben si las nuevas canciones integraran uno o dos álbumes o si serán dos EP’s.

Sebastián Padrón
20/01/2019
Actualización 22/01/2019 - 20:42
Bengala regresó con un nuevo single y tocará en el 20 aniversario del Vive Latino.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Llamarse Bengala. Tocar en cinco festivales Vive Latino. Grabar tres álbumes. Organizarse para jugar un videojuego de futbol cada martes por 12 años. Dividirse (sin dejar de jugar). Volver al estudio de grabación. Regrabar. No tener la misma esencia. Dejarlo ir. Componer desde el origen. Llamarse Bengala.

Cuando Diego Suárez (voz y piano) y Amauri Sepúlveda (guitarra) cuentan la historia de la banda que inició en 2003 —y que fue nominada al Grammy Latino cuatro años más tarde— hay que hablar de los meses que han pasado en el estudio de Topetitud y del material que preparan del que sólo han liberado los sencillos ‘Déjala ir’ y ‘Enloquecer’.

El 22 de septiembre de 2018 Bengala lanzó un tuit que tenía una hora específica (7:00 p.m.) junto a unas coordenadas que apuntaban al Centro Cultural España, del Centro Histórico en la capital (19°26'06.4"N 99°07'58.7"W).

“Se nos ocurrió en nuestras juntas previas que tal vez deberíamos tuitear una foto y luego dijimos que era una mala idea”, recuerda Amauri Sepúlveda, “pensamos en eso de hacer algunos shows sorpresa que el objetivo era para volver a tocar de la nada, sin que nadie supiera quiénes somos o éramos y funcionó muy bien”.

Junto a Jesús Herrera (guitarra), Sebastián Franco (bajista) y Marcos Zavala (baterista) le abrieron a Fobia, Franz Ferdinand y The Killers… pero en diciembre de 2014 decidieron pausar el proyecto de forma indefinida con una presentación en El Imperial, un escenario que habitara la colonia Roma y que ya no existe más.

Tras la pausa, Sebastián Franco inició otro proyecto que se ha abierto paso en el rock nacional (Reyno) y el vocalista fundó una banda llamada Communión (junto a Alexa Hakim); sin embargo, pasaron dos años y como nunca dejaron de verse para jugar videojuegos, decidieron volver a reunirse y proponer un regreso paulatino, si es que las canciones valían la pena.

“Todo empezó en el Mundial de Alemania 2006. Los Liquits son súper futboleros y en el partido de México-Argentina, en casa de Tito (Fuentes), vimos el partido y perdimos. Tristeamos”, relata Diego, aficionado de los Pumas y del Real Madrid, “pero dijimos ‘juntémonos el martes’ y nos la pasamos sensacional. (Desde entonces) llevamos 12 años; primero fue PES unos tres o cuatro años y luego FIFA”.

Cuando los cinco integrantes decidieron regresar a tocar, a inicios del 2018, comenzaron ensayando las canciones que ya tenían y entonces decidieron sumar lo que cada uno creó durante la pausa de Bengala. A la hora de montar el material, reconocieron que la esencia se había extraviado.

Al componer, el tope no era el sonido ni la técnica o el haber perdido la práctica, sino la falta de comunicación y ritmo entre sí. La esencia. No había comunicación y tenían que avivar la memoria desde el origen.

“Están buenas las rolas, pero no me suenan a Bengala”, les comentó Milo, su productor, “¿por qué no se empiezan a juntar otra vez? No a componer, júntense a ser una banda otra vez, a cotorrear, a reírse, a palomear y a ver qué sale”.

La canción habla de lo que uno quiera: puede ser dejar ir cualquier cosa que no te deje avanzar, no tiene que ser forzosamente una canción de desamor.
Diego SuárezVocalista de Bengala

Entonces nació Déjala ir’, la historia de un amigo de la banda que no la estaba pasando bien en ese momento; aquella anécdota fue la semilla para dejar salir las frases, para que la llama de Bengala se encendiera.

“La canción habla de lo que uno quiera: puede ser dejar ir cualquier cosa que no te deje avanzar, no tiene que ser forzosamente una canción de desamor. Más bien de deliberarse y dejar ir las cosas. De desapego. Somos cinco universos que se juntan y crean una sola cosa”, explica Diego Suárez.

Confirmados para el 20 aniversario del Vive Latino —donde hace algunos años debutaron sin disco alguno— y el festival Pa’l Norte!, los músicos todavía no saben si las nuevas canciones integrarán uno o dos álbumes o dos EP’s.

“No tenemos la presión de hacer un disco en cierto tiempo. Tenemos la fortuna de tener un estudio donde podamos trabajar tranquilamente”, finaliza Diego Sánchez.