Reflector

Historia entre las cuerdas de una guitarra: Marco Flores

El relato de una historia de éxito en el ámbito musical

CDMX — Todo comenzó cuando nuestro famoso productor musical, Marco Flores, tenía 8 años y le despertó el interés por tocar la guitarra ya que escuchaba a su abuelo replicar canciones románticas de Los Panchos y otros boleros, posteriormente un amigo de la familia le mostró los diferentes ritmos que hay. Siempre recibió apoyo de su entorno e incluso uno de sus tíos quien resaltó que es un melómano le mostró diferentes géneros musicales de los cuales quedó impactado y no quiso sacar a ninguno de su vida laboral y personal. Después de aprender a tocar algunos instrumentos decidió acercarse a la tecnología para aprender parte de la producción, sin dejar a una de sus pasiones que es la fotografía, al tiempo combinaba actividades para cumplir sus deseos; ser quien hoy es.

Un mundo de emociones

Todas las experiencias han sido gratificantes porque de todo aprendes; estar en eventos, volverte parte de la producción, interactuar con artistas que escuchabas en la radio y darte cuenta de que son personas normales como todos nosotros, pero que son profesionales, perseverantes y es cuando entiendes el por qué están en donde están; todos estos acontecimientos hacen que irradies de felicidad, te emociones, agradezcas el estar ahí, comprendas a tu entorno, “es padrísimo”, dijo Marco mientras sonreía.

En el transcurso de tu vida laboral aprendes a ser de todo, buscas leer las emociones de los artistas y sacar lo mejor de ellos para tener buenos resultados, te pones todos los sombreros porque hay momentos en los que tienes que hacer ameno el momento, saber los resultados que quieren y quieres; debes de estar preparado para todo.

En el trayecto

Ser productor musical hace que conozcas a muchas personas aunque hay algunas que te dejan marcado por su actitud positiva y forma de laborar, es el caso de los productores Rafa Sardina y Cristina Abaroa; también de artistas como Alejandro Sáenz y Maná.

Las producciones en Los Ángeles, EU, son muy rápidas ya que todo el equipo se entiende rápido, hay profesionalismo y entrega por lo que hacen, eso también te motiva y te lleva a trabajar a un ritmo diferente.

Para finalizar la platica con Marco, le preguntamos algo en el que se podía intuir su respuesta, ¿Cambiarías tu profesión?, claramente y entre risas, sonrisas y nerviosismo dijo “No, jamás, no cambiaría absolutamente nada, volvería a hacer todo igual porque todo lo relacionado a la música me encanta y apasiona”.