Reflector

Malala protagoniza portada de julio de Vogue: ‘Conozco el poder que una niña tiene en su corazón’

Malala Yousafzai reveló que estaba ‘emocionada y conmovida’ de aparecer en la portada de la revista británica.

A sus 23 años, Malala Yousafzai ya tiene mucho camino recorrido. Defensora incansable del derecho a la educación de las niñas, hija, hermana, estudiante y superviviente, acaba de agregar otro reconocimiento a sus logros obtenidos: protagoniza la portada de la edición británica de Vogue del mes de julio.

La graduada por la Universidad de Oxford y ganadora del Premio Nobel de la Paz, platica en entrevista para la revista británica sobre su fe, su futuro y sobre la organización benéfica que dirige, que ofrece oportunidades de educación a niñas de todo el mundo.

La activista, que saltó a la fama a los 11 años después de bloguear sobre la vida bajo el régimen de los talibanes en su Pakistán natal, utiliza en la foto de portada una blusa y un pañuelo en la cabeza en un llamativo escarlata de Stella McCartney.


Malala reveló que estaba “emocionada y conmovida” de aparecer en la portada de la revista mientras compartía una foto de la publicación en sus redes sociales. “Sé el poder que tiene una niña en su corazón cuando tiene una visión y una misión, y espero que todas las niñas que vean esta portada sepan que puede cambiar el mundo”, escribió.

Pero por mucho que Malala Yousafzai sea amada en Occidente, es odiada en su país. Cuando tenía 15 años, fue trasladada en avión fuera del país en 2012 para recibir tratamiento médico después de que un insurgente talibán le disparara en la cara por defender la educación de las niñas.

Malala Yousafzai fue la más persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz en 2014, por su trabajo para proteger a niños de la esclavitud, el extremismo y el trabajo infantil.

Ha pasado más de 10 años haciendo campaña por los derechos educativos de las niñas, pero tiene muchos otros proyectos en su haber. Recientemente firmó un contrato de producción con Apple TV.