Yucatán inicia proyecto de vivienda social
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yucatán inicia proyecto de vivienda social

COMPARTIR

···
Política

Yucatán inicia proyecto de vivienda social

09/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Yoisi Moguel
 
Mérida.- Para brindar la oportunidad de que familias en pobreza y vulnerabilidad cuenten con un techo, el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY), puso en marcha un innovador proyecto denominado “Autoproducción de Vivienda” que permitirá construcción de sus casas a costos mínimos y de manera personal.
 
El director del IVEY, César Escobedo May, explicó que esta acción única a nivel nacional se desarrolla como un programa piloto en la comisaría de Dzununcán en Mérida, y va encaminado a brindar, en su primera fase, un cuarto de 16.8 metros cuadrados con su baño a familias que anteriormente tenían casas de cartón sin piso.
 
El programa, precisó, prevé que un miembro de la familia realice sus horas de labor comunitaria en la fabricación de bloques y bovedillas, para lo cual cuentan con una maquina procesadora y asesoría técnica del área de Servicios a la Comunidad de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) que se encargarán de verificar la calidad de los materiales elaborados.
 
El primer paso del programa, dijo, es la fabricación de los bloques y las bovedillas para hacer los pies de casas, para lo cual se tiene como meta mil 500 blocks diarios, que al concluir los que se necesita para las 19 viviendas programadas, se empezará con la elaboración de bovedillas.
 
En entrevista con El Financiero Escobedo May precisó que el Gobierno del Estado invirtió 130 mil pesos para adquirir la bloquera, que cuenta con una revolvedora, un saco con un motor de 10 caballos de fuerza, una vibrocompactadora, un carrito para desmontar el producto, 400 tarimas base y dos moldes, uno para hacer bloques de 15 por 20 por 40 centímetros y otro para hacer bovedillas de 15 por 25 por 56 centímetros.
 
Los beneficiarios, detalló, deberán aportar las vigas de su vivienda y construir solamente los cimientos, con asesoría del personal del Instituto, que ha sido capacitado en cursos de albañilería impartidos por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
 
Con este programa, destacó, las familias tendrán un ahorro de 60 mil pesos en la edificación de su pie de casa, ya que ese espacio que construyen tiene un costo de 80 mil pesos, entre material y mano de obra.
 
Escobedo May subrayó que las familias tienen que comprar las puertas, ventanas y las vigas para concluir su vivienda, que es un costo mínimo, pues ya no tendrán que desembolsar esa cantidad o esperar años para reunir los recursos para tener una vivienda digna.
 
El funcionario subrayó que en el mes de agosto concluirá el proceso de construcción de las primeras 19 viviendas que se realizan en la comisaría del sur de Mérida, situación que cambiará la vida de las familias beneficiadas con el programa, pues ya contarán con una casa digna.
 
En próximos meses el programa de “Autoconstrucción” se extenderá a los municipios del interior del estado, a fin de apoyar a más familias de escasos recursos y en situación vulnerable para que adquieran una vivienda que les dé protección del frío, el calor y de las intensas lluvias.
 
Para ello el Gobierno del Estado adquirirá otras tres máquinas para atender a un mayor número de municipios y familias que requieren un pie de casa, a fin de dejar de vivir en condiciones que les puede ocasionar enfermedades.
 
Por su parte el presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda, Carlos Viñas Heredia calificó de positiva esta acción gubernamental al considerar que con este programa se les enseña a las personas a trabajar bajo un objetivo y de manera comunitaria.
 
“Esta es una estrategia de vivienda dirigida a estimular la participación comunitaria y la suma de esfuerzos, ya que el Gobierno del Estado proporciona los elementos básicos e indispensables para la autoconstrucción y los vecinos, su participación”, asentó.
 
Resaltó la importancia de esta actividad pues significa mejorar las condiciones de bienestar de las familias con esquema de suma e integración de esfuerzos, para los propósitos comunes y colectivos, y se les enseña a ya no sólo extender la mano sino aportar para tener.
 
Con información proporcionada por Finsat.