Ven posible contaminación del subsuelo en torre de Pemex
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ven posible contaminación del subsuelo en torre de Pemex

COMPARTIR

···
Política

Ven posible contaminación del subsuelo en torre de Pemex

07/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
 
Esther Arzate
 
Es posible que el gas causante de la explosión en el edificio B2 de Petróleos Mexicanos (Pemex) emane del subsuelo contaminado porque en ese lugar hubo actividad de la empresa Huasteca Petroleum hace 9 décadas, admitió el subprocurador de Control Regional, Procesos Penales y Amparos de la Procuraduría General de la República, Alfredo Castillo Cervantes.
 
El funcionario señaló que se hacen perforaciones para determinar si el suelo está contaminado, ya que el gas puede concentrarse en sitios con insuficiente ventilación, como fue el caso del sótano donde se originó la explosión hace una semana y donde 3 trabajadores de la empresa Copicosa realizaban labores de mantenimiento a pilotes del edificio.
 
Entrevistado en un recorrido por el área siniestrada donde fallecieron 37 personas, el subprocurador aseguró que las evidencias indican que la explosión provino de gas metano o gas natural que estalló al contacto con una fuente de calor o chispa, tal vez cuando los trabajadores de Copicosa encendieron una lámpara para iluminar el sitio denominado el cuadrante 38.
 
Sin embargo, adelantó que en 5 a 10 días la PGR podrá tener resultados más concluyentes. Por lo pronto, las líneas de investigación continúan para determinar si pueden existir fisuras en las paredes del sótano que permitieran la entrada de gas metano del subsuelo; también se estudia la posibilidad de una filtración por los ductos que abastecen de aire acondicionado y calefacción.
 
"Habrá que ver si sólo llega eso (aire y calor) o también gas. Es parte de las (pruebas) periciales que estamos realizando".
 
De lo que no hay duda, dijo, es que el causante de la explosión que levantó lozas de 4 niveles del edificio (2 sótanos, planta baja y mezanine) fue gas. El atentado está descartado, apuntó.
 
Castillo Cervantes aceptó también, en entrevista radiofónica, que existen personas que no creen en la versión de los hechos, pero "es un tema de pruebas y evidencias, no de fe". No es cuestión de encuestas o de pareceres, dijo, pues hay peritos y gente especializada que dan la explicación.
 
Señaló que en las investigaciones han participado expertos de la PGR, la Secretaría de la Defensa Nacional y Marina, así como peritos de la UNAM, el IPN, la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas (Estados Unidos) que tiene su área de explosivos, la policía de España, empresas inglesas, francesas, y otros expertos internacionales, "y nadie ha podido revertir lo que se ha dicho".
 
Agregó que queda pendiente ubicar de dónde vino el gas causante de la explosión y determinar si fue un accidente fortuito o hubo negligencia y que ello pudo ser el catalizador para que ocurriera el lamentable suceso.
 
El sabotaje también está descartado, pero la negligencia u omisión en el deber por cuidados o mantenimiento que no se realice se investiga por default. Se revisarán las evidencias documentales para saber si los contratos de mantenimiento firmados se cumplieron, concluyó.