Política

PRI y PAN pactan reformas a cambio de impunidad: Barbosa

El líder de los senadores perredistas afirmó que el caso Oceanografía es sólo el inicio de lo que vendrá con las licencias y contratos que permite la reforma energética.

CIUDAD DE MÉXICO.- Miguel Barbosa Huerta, líder del PRD en el Senado, advirtió que el escándalo de la empresa Oceanografía es sólo la punta de la madeja de la situación actual de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero sobre todo de lo que vendrá con las licencias y contratos que permite la reforma energética.

Aseguró que este caso revela que PAN y PRI pretenden pactar las reformas secundarias en materia de energía a cambio de impunidad a los servidores públicos responsables de la administración de la paraestatal en los dos sexenios anteriores.

"¿Con qué cara, con qué argumentos el gobierno federal se dirigirá a la nación este 18 de marzo, aniversario de la expropiación petrolera de 1938?", preguntó el perredista.

El coordinador parlamentario dijo que apenas tres meses después de su aprobación, quedó en evidencia que la reforma constitucional en la materia, promovida por el gobierno y el PAN, "lejos de buscar el bienestar de la sociedad, se revela como un amplio entramado de intereses millonarios".

"Hoy es el tema de Oceanografía, pero ¿cuántos más van a estar ahí como condiciones de no tocarse para que haya otras leyes? La conclusión es simple: la necesidad de acuerdos sobre los intereses creados", lamentó.