Posible "conspiración" en atentado a procurador de Morelos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Posible "conspiración" en atentado a procurador de Morelos

COMPARTIR

···
Política

Posible "conspiración" en atentado a procurador de Morelos

10/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Jorge Espíndola Hernández/Finsat
 
Cuernavaca.- Una acción concertada para privar de la vida al procurador de justicia estatal, Rodrigo Dorantes Salgado, por parte de grupos criminales que han infiltrado a los cuerpos policiacos en la entidad, se perfila como la principal hipótesis en la investigación que se realiza sobre el ataque perpetrado por policías estatales contra el titular de la PGJE, en el que murieron 3 de sus escoltas.
 
La posible “conspiración” desde el interior de la Policía Estatal Acreditable que en un principio revelo el gobernador del estado, Graco Ramírez Garrido Abreu, tomo mayor fuerza en la investigación que ya fue atraida por la Procuraduría General de la República (PGR).
 
La anterior medida fue asumida por las autoridades estatales, luego de que el mandatario local pidió la intervención de la PGR, pues dijo estar comprometido con la transparencia e independencia en esta investigación "para evitar la contaminación de la indagatoria, pues hay servidores públicos involucrados" en los hechos ocurridos el pasado viernes.
 
En conferencia de prensa el Ejecutivo estatal señalo que “se irá al fondo de la investigación, porque se trata de una conspiración desde adentro y, por encima de los mandos, vamos a actuar con más firmeza".
 
Hasta ayer domingo el caso permanecía bajo la competencia de la Procuraduría de Justicia estatal, en donde trascendió que la probable infiltración de grupos criminales entre los elementos de la Policía Estatal Acreditable es otro de los indicios que se investigan en relación al atentado contra el titular de la PGJE.
 
Tal versión fue confirmada por el secretario de gobierno Jorge Messeguer Guillen, quien se comprometió a que en el transcurso de esta semana se contará con elementos que orienten las investigaciones y se permita llegar a la verdad histórica de lo acontecido y los móviles.
 
De igual manera, el encargado de la política interna informó, que se darán a conocer las acciones jurídicas y administrativas que serán emprendidas para el esclarecimiento y la prevención, para que no se repitan los hechos de tal naturaleza.
 
Ratificó la hipótesis de que los funcionarios puedan ser víctimas del propio estado en que se encuentran las dependencias ahora a su cargo, como reiteración a diversos pronunciamientos, incluso del mismo gobernador, sobre las irregularidades que heredaron de la anterior administración y la aparición de indicios de que el problema sigue dentro de la Procuraduría estatal.
 
Le dan el tiro de gracia
 
Cabe destacar que luego de los exámenes periciales realizados a los 3 agentes de la Policía Ministerial que perdieron la vida en el ataque al procurador del estado, uno de ellos presentaba el tiro de gracia en la cabeza, según versión del Servicio Médico Forense de la PGJE.
 
Mientras que la prueba de balística practicada a los cadáveres resultó negativa, por lo cual se descartó el enfrentamiento entre los escoltas del procurador y los policías estatales, como en un principio se dio a conocer.
 
Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) traslado al penal de Atlacholoaya a los 10 elementos de la Policía Acreditable, detenidos por el ataque al convoy del procurador Rodrigo Dorantes, donde murieron 3 de sus escoltas.
 
Al entregar la carpeta de investigación, la PGJE también puso a disposición del Poder Judicial del estado, a los detenidos para que marque fecha de audiencia donde tendrá el juez que declarar o no legar la detención de los elementos de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP).
 
El traslado lo realizaron la tarde de este sábado bajo un fuerte dispositivo de seguridad de la Policía Ministerial, Policía Federal y Ejército Mexicano.
 
Los policías son acusados de 4 delitos: intento de homicidio, homicidio calificado, abuso de autoridad y daños. Por el momento fueron puestos a disposición de un juez de control que deberá determinar la legalidad de la detención de cada uno de los elementos.
 
Asimismo, trascendió que personas no identificadas dejaron –el pasado sábado- una corona fúnebre en la glorieta de la calle 10 de abril, justo donde ocurrió el ataque al procurador de Morelos. Junto a la corona dejaron un mensaje dirigido al gobernador Graco Ramírez.