Peña condecora al presidente uruguayo José Mujica
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Peña condecora al presidente uruguayo José Mujica

COMPARTIR

···
menu-trigger
Política

Peña condecora al presidente uruguayo José Mujica

bullet

28/01/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Eduardo Ortega / enviado
 
LA HABANA, Cuba.- El presidente Enrique Peña Nieto entregó este martes a su homólogo de Uruguay, José Mujica, la Condecoración Águila Azteca en grado de Gran Collar.

En una ceremonia realizada durante un receso de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el mandatario mexicano reconoció en el sudamericano uno de los más importantes luchadores sociales del continente, que desde su temprana juventud y con gran audacia asumió la vocación de convertirse y ser un agente transformador de su país.
 
"En incontables ocasiones la vida lo llevó por senderos arriesgados, que pusieron al límite su voluntad e, incluso, lo privaron de libertades fundamentales.
 
"Sin embargo, por más ardua que fue la prueba José Mujica se levantó, una y otra vez para seguir andando el camino. Y cito textualmente lo que han sido sus palabras: 'Yendo liviano de equipaje', como él mismo ha dicho. De esta forma ha aprendido a atesorar lo más sencillo y a la vez lo más importante de la vida", dijo.
 
Peña Nieto señaló que uno de los mensajes del homenajeado es que tenemos que seguir soñando y creando día a día la región moderna, productiva, competitiva y de mayores oportunidades para quienes forman parte de la sociedad latinoamericana.
 
Por su parte, Mujica dijo que este homenaje y está medalla en realidad representan un regalo a su pueblo, porque "yo no puedo ser otra cosa que hijo de la peripecia de mi pueblo", expresó.
 
Por eso agradeció al presidente Peña Nieto, porque -dijo- se siente muy cercano al pueblo mexicano por razones culturales y por los compatriotas que en el exilio recibieron el pan, el albergue y el cariño del respeto que sembró México por todas partes.
 
"El mundo se está apretando y tendremos cada vez más cerca, inequívocamente. Los latinoamericanos llegamos tarde a la hora de esta civilización occidental, no muy cristiana, formidablemente agresiva, la que vuelvo a repetir casi olvidó el colonialismo y lo sustituyó por el bolso de compra como modelo universal.
 
"¿Para qué colonialismo sí estamos recontracolonizados en nuestra manera y afán de comprar y morimos viendo la vidriera y consagrado por las tarjetas? ¿Para qué sí nos sujetamos solos salvo que seamos capaces de construir cultura, libertad y fraternidad frente al egoísmo?", remató.