IFE detecta 120 mdp de gasto público omitido en informes de campaña
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IFE detecta 120 mdp de gasto público omitido en informes de campaña

COMPARTIR

···
Política

IFE detecta 120 mdp de gasto público omitido en informes de campaña

12/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex

La Unidad de Fiscalización del IFE detectó que partidos políticos no reportaron en sus informes de las campañas federales de 2012, una suma adicional de 120 millones de pesos, lo que aumentaría las multas y sanciones que se les aplicarán.

Alfredo Cristalinas, titular de la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE), explicó que a diferencia de lo que se ha difundido, las sanciones serán a los partidos y no a candidatos.

Luego que se cerró el periodo de audiencia y confronta con los partidos, y antes de que se presente el informe consolidado de gastos de campaña de los comicios federales para su aprobación ante el Consejo General del IFE el 3 de julio próximo, Alfredo Cristalinas reiteró que se ha actuado con profesionalismo y trato igualitario para todos los partidos y coaliciones políticas.

Con el fin de evitar malas interpretaciones y explicar los lineamientos que rigen el proceso de fiscalización, se organizó un taller con representantes de los medios de comunicación donde se explicó el mecanismo de fiscalización que prevé la ley.

El funcionario recordó en ese espacio que por decisión del Consejo General del IFE se había adelantado el informe de los gastos de campaña para la elección presidencial.

Sin embargo, el mismo Consejo General lo devolvió el 6 de febrero pasado para que se presentara un sólo informe consolidado de todas las elecciones federales, es decir, para presidente de la República y senadores y diputados.

Como resultado, los partidos políticos ya entregaron la información relativa a la elección presidencial y no es posible entregar información adicional.

Hizo ver, no obstante, que los informes relativos a senadores y diputados pueden impactar en la elección presidencial en caso de que sea necesario reclasificar algunos gastos.

Como ejemplo del trabajo de investigación, mencionó un caso donde se acreditaron 17 millones de pesos de erogaciones en transportación aérea, en lugar de los 6,000 pesos reportados, aunque no determinó de qué partido.

Planteó que como consecuencia el informe de gastos de la elección presidencial presentado en enero pasado puede ser modificado pero "sólo para incrementar dichos gastos".

En ese contexto, adelantó que las multas y sanciones que contendrá el informe consolidado del gasto de campaña de las elecciones federales serán mayores que las señaladas en el informe del 6 de febrero, que daba cuenta exclusivamente de los gastos de la campaña presidencial.

Con la fiscalización anticipada de la elección presidencial se avanzó de manera importante en la revisión del gasto centralizado, y de ese rubro sólo falta revisar la combinación relativa al gasto prorrateable entre senadores y diputados.

De conformidad con el Artículo 177 del Reglamento de Fiscalización los partidos o coaliciones incurren en dos tipos de gasto: los directos y los prorrateables.

Los gastos directos se aplican cuando es identificable sólo una campaña beneficiada y los prorrateables cuando existen dos o más campañas beneficiadas.

En este último caso la distribución prevista en la ley indica que 50% se asigna de forma igualitaria y 50% en función del criterio que cada partido o coalición adoptó de manera libre.

Alfredo Cristalinas recordó que en ejercicio de esa prerrogativa los partidos políticos libremente determinaron e hicieron saber a la autoridad electoral, desde el 8 de octubre de 2012, los criterios y bases de prorrateo.

De esa manera, por ejemplo, el PRI y la coalición Compromiso por México, de la que formaba parte, determinó que la propaganda que beneficiaba a todos sus candidatos se distribuiría de la siguiente manera: uno por ciento para el Presidente de la República, 49.5% para senadores y 49.5 por ciento para diputados.

En contraste el Movimiento Progresista, integrado por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, decidió atribuir 34.17% para presidente, 34.17 para senadores y 31.67% para diputados.

En tanto el PAN eligió distribuir 40% para presidente, 59% para senadores y uno por ciento para diputados.

Distribuciones particulares se hicieron también para las combinaciones de candidatura presidencial y de senadores y de candidatura presidencial y de diputados, donde el PRI determinó uno por ciento para presidente y 99% para diputados y senadores.

Mientras, el Movimiento Progresista eligió 55% para presidente y 45% para senadores y diputados.

El titular de la Unidad de Fiscalización del IFE planteó que parecería que hay un trato diferenciado en la aplicación de esas distribuciones, aunque sólo se trata de aplicar la distribuciones elegidas libremente por los propios partidos.

Adelantó que con lo hecho hasta ahora es posible señalar que se elevará el gasto de campaña de la elección presidencial, respecto al informe anterior, y que pueden verse rebasados los gastos de campaña de senadores y de diputados.