EPN ofrece apoyo para indagar desfalco en Tabasco
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EPN ofrece apoyo para indagar desfalco en Tabasco

COMPARTIR

···
Política

EPN ofrece apoyo para indagar desfalco en Tabasco

24/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Patricia Hernández Goñi
 
Villahermosa.- El gobernador Arturo Núñez Jiménez reiteró que su convicción es ir hasta las últimas consecuencias para indagar y dar con los responsables que dejaron al estado con problemas financieros en los sistemas de salud, de agua potable, transporte e incluso sin presupuesto para dar de comer a los presos en las cárceles.

Al precisar que los “números rojos” en los que dejaron las arcas estatales ascienden a mil 900 millones de pesos de recursos de programas federales que “nadie sabe dónde quedaron”; 17 mil 717 millones de deuda pública, sin documentación que la sustente; otros dos mil 300 millones de adeudos a acreedores y proveedores, y un déficit presupuestal de 5 mil millones de pesos, señaló que la federación ofreció todo su apoyo a Tabasco para resolver la indagatoria por el “desfalco financiero”.

En ese sentido, detalló que se reunió en días pasados con el presidente Enrique Peña Nieto, para darle un panorama de la grave situación en la que encontró las finanzas del estado luego del sexenio del mandatario priista Andrés Granier Melo.

En dicha reunión, sostuvo, Peña Nieto ofreció a Tabasco todo el apoyo de la Federación para resolver el problema de falta de recursos económicos y la indagatoria por el “desfalco financiero”, presuntamente provocado por funcionarios granieristas que “desaparecieron” más de mil 900 millones de pesos.

“Lo hice igual con el secretario de Hacienda, con el procurador de la República, con la secretaria de Salud y con el auditor de la Federación, y nos dijeron que habría todo el apoyo federal tanto para resolver la falta de recursos como en las investigaciones para saber dónde está el dinero y qué podemos recuperar”, apuntó.

Núñez añadió que en su momento se sabía que la deuda era más grande que la reportada por Granier, que el sistema de salud iba a tronar, que estaba al borde el sistema de transporte y el sistema de agua potable por falta de reactivos químicos, “pero (el desfalco) eso no; que nos reportaran que se robaron un camión con más de mil 100 millones de pesos con documentos comprobatorios, claro que no”.

Referente al desfalco, explicó que de la cuenta en que deposita la Federación se transfirieron recursos a otra cuenta concentradora, donde hay importantes cantidades de cuentas locales, y de ahí se emitieron cheques siempre por menos de tres millones de pesos, para no ser detectados por Hacienda, y no se sabe a quién se le pagó, ni las comprobaciones.

Además, indicó que los mecanismos de control interno de la Contraloría estaban hechos para avalar lo que ordenaba el jefe y el auditor superior del estado “es a modo; es decir, estaba para tapar lo grande y andaba mortificando a los alcaldes de partidos opositores”.

El mandatario local aseguró que habrá castigo para los responsables pues es una convicción personal y es un reclamo de la sociedad tabasqueña que está profundamente agraviada. “Llegaron a colapsar el sistema de salud y están a punto también de colapsar los reclusorios porque no hay alimentos para los reos, fue una irresponsabilidad mayúscula”.

Asimismo, comentó que para sanear las finanzas se hará una cirugía mayor en todos los rubros: ingreso, gasto y deuda. “Tenemos que revisar los ingresos propios, hacer el mayor esfuerzo recaudatorio, combatir la evasión, lograr la solidaridad de los tabasqueños y conseguir más recursos federales a través de los programas pari passu, en los cuales la Federación pone una parte y otra el estado, entre otros”, concluyó.

Información proporcionada por Finsat