Congreso de la Unión rechaza presiones del SNTE: Arroyo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Congreso de la Unión rechaza presiones del SNTE: Arroyo

COMPARTIR

···
Política

Congreso de la Unión rechaza presiones del SNTE: Arroyo

07/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Édgar Amigón

El Congreso de la Unión no se dejará presionar por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, aunque respeta su opinión sobre las reformas al sistema educativo del país, aseguró el presidente de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra.

La maestra Elba Esther Gordillo está en su papel “de ser dirigente del congreso de los maestros, pero los dirigentes del Congreso de la Unión le contestamos que hay una reforma constitucional y que no le queda sino acatarla”, dijo.

En entrevista, previa al inicio de la sesión, el diputado presidente declaró que el Congreso no se deja presionar, sino por la necesidad de la sociedad mexicana de tener mejores instituciones

La lideresa sindical declaró ayer miércoles que el magisterio apoya la modernización educativa que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto, pero no está con el Congreso, porque en la reforma educativa condicionó la permanencia laboral de los profesores a los resultados de su evaluación.

Para Arroyo Vieyra, el Congreso está legislando para que los maestros sean evaluados de una manera profesional y que las plazas sean ocupadas por personas que lo merezcan por sus conocimientos, por lo que no se debe dar pie a un “pleito de callejón”.

El SNTE es un sindicato poderoso, es un sindicato amigo de las instituciones, del que han surgido los maestros que nos han educado a quienes somos hijos de la escuela pública y no se trata de un pleito de callejón, ni se trata de dimes y diretes, se trata de que cada quien haga lo que le corresponde”, manifestó.

Aseguró que con la reforma educativa, avalada hasta ahora por 23 congresos estatales, el magisterio tiene salvaguardados los derechos laborales, lo que se reflejará en las modificaciones de las leyes reglamentarias.