Yucatán va por un pedazo de este negocio de 5.3 mil mdd
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yucatán va por un pedazo de este negocio de 5.3 mil mdd

COMPARTIR

···

Yucatán va por un pedazo de este negocio de 5.3 mil mdd

Desarrollar a la entidad en el Turismo Médico es una de las metas del gobierno actual, un negocio que en México ha crecido casi al doble en menos de 5 años.

Luis Lozano EF Península
09/04/2019
Yucatán quiere ganar terreno en el Turismo Médico.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con más de 1.2 millones de visitantes, México es el principal destino para turistas médicos en el continente americano y el segundo a nivel mundial, sólo por detrás de Tailandia con casi 2 millones. De acuerdo con Deloitte, se trata de un mercado que generó en 2018 5.3 millones de dólares en el país, cifra que casi se ha duplicado desde 2014.

Se estima que un turista médico puede dejar una derrama de hasta 60 mil dólares y su estancia promedio es de nueve días, según cifras del clúster médico de Yucatán y el Consejo Mexicano de Turismo Médico.

Y ahora, Yucatán quiere ir por un 'pedazo' de ese negocio. Aunque actualmente recibe a turistas tanto para recibir tratamientos médicos como para mejorar su salud (turismo de bienestar), formalmente la entidad no cuenta aún con una estrategia para potenciar su presencia en este sector.

De acuerdo con la Secretaría de Fomento Turístico de la entidad, actualmente se trabaja con el clúster médico de la entidad para concretar una estrategia en la materia. Sin embargo, no se cuenta con un registro preciso sobre la llegada de estos turistas, pues especialistas e industriales resaltan la ausencia de un registro formal de esta actividad.

Uno de los primeros retos para posicionarse en este sector es contar con una estrategia de promoción de esta actividad. Más aún si se considera que el principal destino para esta actividad en la región es Cancún, según Erik Bretschneider, director de Travle4Health.

“En la parte de la Península de Yucatán, efectivamente adonde también baja el turismo médico al igual que la franja fronteriza norte de manera natural llega mucho a Cancún, es la joya del Caribe”, resaltó el también académico de las universidades Anáhuac e Iberoamericana.

Ese destino cuenta con dos de los únicos siete hospitales con la certificación internacional de la Joint Commission de Estados Unidos, que valida los procesos en las unidades y permite que los pacientes extranjeros utilicen sus seguros en sus instalaciones.

En Mérida, apenas dos hospitales que están por iniciar operaciones expusieron su interés por obtener estas certificaciones: Faro del Mayab y Eme Red, según sus propios directivos.

“A través de las certificaciones vamos a poder trabajar con aseguradoras internacionales, que son parte de la certidumbre que le da al paciente o al turismo médico que podrán hacer uso de sus seguros y no como actualmente, realmente sí puedes hacer turismo médico pero tiene que salir de la bolsa del paciente”, indicó Juan Emanuel Ramírez, director comercial del hospital Faro del Mayab.

Cancún atraviesa desde hace al menos tres años por una crisis de inseguridad, que representa una oportunidad para Mérida para emparejarse en ese sentido. En 2018 registró más de 500 homicidios dolosos, lo que la ubicó como la ciudad con mayor incidencia de este delito por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Consejo de Seguridad Ciudadana y Justicia Penal.

Otra posibilidad está en la capacitación del personal y la calidad de los servicios que se ofrecen en el destino quintanarroense, de acuerdo con Bretschneider.

“En Cancún, donde hay una deficiencia de calidad de profesionales de la salud y de eficiencia de servicios médicos, es un área de oportunidad para el turismo médico de ofrecer servicios médicos de una calidad y una reputación importante así como de los profesionales que hay ahí”, expuso en entrevista con El Financiero.

Sin embargo, también puede presentarse una oportunidad para sumar esfuerzos entre ambas ciudades, de manera que ofrezcan servicios complementarios aprovechando su cercanía y conectividad, consideró Roberto Aguilera, socio de servicios de salud de E&Y.

“La proximidad con Cancún nos dice que debiera de ser un tema de sinergia con esa institución que ya está certificada para que la cirugía pudiera ser en Cancún y después se pudiera llevar la rehabilitación hacia acá (Mérida) y viceversa”, comentó a El Financiero.

El Faro del Mayab es uno de los hospitales yucatecos que buscará las certificaciones internacionales.
El Faro del Mayab es uno de los hospitales yucatecos que buscará las certificaciones internacionales. Fuente: Cortesía

La capacitación del personal para hablar inglés así como la adecuación de la infraestructura en hoteles y la ciudad para facilitar la estancia de pacientes, especialmente foráneos, son algunos de los retos que enfrenta la capital yucateca.

El presidente del clúster médico de Yucatán, Rogelio Pérez Monsrreal, dijo que en la agrupación solo se tienen registrados a cinco facilitadores, 18 médicos y nueve enfermeras con aptitudes en el idioma.

“Un tema clave en este sentido en el estado de Yucatán son las competencias lingüísticas, si tú andas trayendo a pacientes de Estados Unidos y Canadá es fundamental fortalecer que el personal médico sea bilingüe o trilingüe”, expuso Tere Solís, Industry Expert de Turismo de la consultora Deloitte.

En cuanto a infraestructura, la Sefotur expuso que algunos hoteles ya trabajan en adaptar sus instalaciones para dar facilidades a pacientes del turismo médico, aunque no dio más detalles de estas acciones.

“El otro reto que va a tener Yucatán es tener preparada a la ciudad, entendiendo principalmente Mérida y el área conurbada, tener preparadas las ciudades con las rampas de acceso, con los accesos para la gente que está convaleciente y para las familias, con la conectividad necesaria, el transporte, y todas las necesidades”, detalló Aguilera.