Tren Maya iniciará licitaciones en Quintana Roo en 2020; prevé incluir a Chetumal y a Calica
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tren Maya iniciará licitaciones en Quintana Roo en 2020; prevé incluir a Chetumal y a Calica

COMPARTIR

···
menu-trigger

Tren Maya iniciará licitaciones en Quintana Roo en 2020; prevé incluir a Chetumal y a Calica

bulletSu llegada a Quintana Roo sería a través de la autopista Mérida-Cancún.

Redacción EF Península
03/03/2019
El primer mapa del trazo del Tren Maya contaba con 15 estaciones.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El proyecto del Tren Maya iniciará su licitación en Quintana Roo hasta 2020 con tres tramos que excluyen a su capital, Chetumal, como sede de una estación, aunque no la desincorpora de la iniciativa que tendrá un punto adicional en Calica, informó Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

En conferencia de prensa ofrecida en la capital quintanarroense, señaló que el proceso de licitaciones llegará el año que viene, acompañado de la terminación del proyecto y de los estudios correspondientes de impacto ambiental.

De tal forma, que luego de las cuatro licitaciones de 2019 en Chiapas, Tabasco y Yucatán, procederán a hacer lo propio en Quintana Roo, a donde el tren llegará desde Valladolid, surcando el derecho de vía y la vía que será establecida, justo en el mismo camino que actualmente atraviesa la autopista de cuota Mérida-Cancún, detalló.

Ese trayecto, explicó, podría incluso atravesar el camellón entre las vías de ida y vuelta, o ir cerca de esa autopista, aunque finalmente se hará lo más conveniente.

Las tres licitaciones de 2020, abarcarán Cancún, Tulum, Tulum, Bacalar y Bacalar, Escárcega, explicó el funcionario federal, quien fue claro al señalar que no prevén, al menos hasta ahora, una estación en Chetumal, aunque sí una “espuela”, o “punta”, “pues se quiere hacer un centro de talleres como habrá en Escárcega y en Mérida, que son zonas ya de carga”.

Una de esas espuelas, agregó, también es prevista en el puerto yucateco de Altura de Progreso, a donde llegan barcos con miles de toneladas de carga de todo el mundo, que se sumarían a la red de transporte que el Tren Maya representa.

“El chiste es tener un sistema troncal y la derivaciones se van a ir dando de acuerdo con las condiciones de mercado y facilitación de todos los factores, de igual manera en Seybaplaya (Campeche), Calica (Quintana Roo) son cuestiones que se van a ir integrando conforme madure (el proyecto)", explicó.

Jiménez Pons pidió recordar que los tres tipos de servicio que dará el tren son: pasajeros, turistas y carga “y lo que es esencial para la zona es la carga, y aquí es importante saber que los ferrocarriles son 100 veces menos contaminantes que una carretera.

“Vamos a liberar a las carreteras de una sobrecarga que llega a la Península, una zona que sigue dependiendo mucho de la producción del interior del país que nos las satura con un altísimo costo de mantenimiento y otro ambiental”, agregó.

El directivo del Fonatur también dijo que el gobierno federal necesita "generar rápidamente el sistema troncal y eso nos va a llevar cuatro años, nosotros tenemos que tener ya pruebas en diciembre de 2022, para que el tren pueda entrar en servicio en 2023".

“Para nosotros es muy importante dejarlo operando (el Tren Maya) y entonces tenemos que meter el acelerador para lograrlo y ahora estamos acelerando los trabajos previos de las licitaciones”, indicó.

Añadió que, en 2020, luego de que terminen los estudios del impacto ambiental, van a llevar la consulta indígena a lo largo del año, de la parte, donde no existe vía de tren, o sea, Quintana Roo.

Finalmente, abundó que el mensaje como lo han planteado es “que no podemos tener a las comunidades pasivas, como solamente receptivas, debemos de tenerlas activas y propositivas en términos del desarrollo que se va a generar en torno al Tren Maya”.