Península

Suprema Corte de Justicia de la Nación resolverá el juicio contra la megagranja en Homún

Este miércoles, en votación mayoritaria, cuatro de los cinco ministros que integran la Primera Sala votaron a favor de ejercer su facultad de atracción.

La resolución de la revisión del juicio incidental por la suspensión de la megagranja porcícola instalada en Homún quedará a cargo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, luego de que el máximo tribunal del país determinó ejercer su facultad de atracción por la importancia que reviste el caso y la trascendencia que tendrá la solución que se le dé.

Este miércoles, en votación mayoritaria, cuatro de los cinco ministros que integran la Primera Sala votaron a favor de ejercer su facultad de atracción.

La Sala consideró que este caso representa una oportunidad para desarrollar estándares y parámetros en torno a las medidas cautelares y otorgamiento de suspensiones en materia del derecho a un medio ambiente sano, y señaló que la medida suspensional representa un interés especial ya que no sólo pretende mantener viva la materia del juicio, sino evitar daños al medio ambiente.

El colectivo "Indignación" dio a conocer este hecho en un comunicado de prensa en donde señala que "el juicio en cuestión es incidental dentro del juicio promovido por menores de este pueblo maya para defender los cenotes, el medio ambiente y sus derechos ante el riesgo que significa la operación de una megagranja de 49 mil cerdos que la empresa PAPO inició sin consultar a la comunidad, a pesar de ser un pueblo originario".

Este conflicto inició en el año 2016, pues la comunidad de Homún no fue consultada para la instalación de la granja porcícola a pesar de ser un pueblo maya, al igual que se trata de una zona en donde está la reserva geohidrológica de anillo de cenotes, lo que pone en riesgo el agua de la región.

El comunicado también señala que la megagranja instalada obtuvo algunos permisos para la construcción y operación de manera irregular, mientras que la Manifestación de Impacto Ambiental fue firmada por una dentista.

Dentro del juicio, iniciado por niñas y niños de Homún en septiembre de 2018, se solicitó la suspensión de operaciones de la granja y la Jueza Cuarto de distrito, Miriam de Jesús Cámara Patrón, otorgó la suspensión mediante el juicio incidental para evitar daños irreparables y ordenó la paralización de las actividades de la granja.

Se requirieron diversas actuaciones del juzgado para hacer cumplir esa disposición y los representantes de la granja porcícola intentaron recusar a la Jueza, pero el Tribunal Colegiado declaró infundada dicha recusación.

La empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO) promovió la revisión de la suspensión, ante lo cual las niñas y niños de Homún, por medio de sus representantes legales, solicitaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación ejercer su facultad de atracción.

La solicitud fue puesta a consideración del pleno por uno de los ministros de la Suprema Corte por la importancia que reviste un juicio en el que se pone en riesgo el medio ambiente en un pueblo maya y en una zona de extrema vulnerabilidad, como lo es el anillo de los cenotes.

Además de la trascendencia del caso por el impacto que tendrá en decisiones futuras, y por tratarse de un tema que involucra los derechos de los pueblos originarios en el contexto de megaproyectos y el derecho a la consulta y a la libre determinación.