Maxcanú, El Triunfo y Calkiní, los nuevos polos de desarrollo del Tren Maya
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Maxcanú, El Triunfo y Calkiní, los nuevos polos de desarrollo del Tren Maya

COMPARTIR

···

Maxcanú, El Triunfo y Calkiní, los nuevos polos de desarrollo del Tren Maya

El proyecto contempla un programa de ordenamiento territorial que busca impulsar el desarrollo de nuevos núcleos urbanos a lo largo de la ruta.

Luis Lozano EF Península
15/04/2019
Becal en Calkiní, una de las localidades que se proyecta que crezcan con el Tren Maya.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El paso del Tren Maya por la Península de Yucatán contempla el desarrollo de un Sistema Urbano Territorial que podría crear unos 29 nuevos centros urbanos a lo largo de su ruta.

En uno de los mapas del proyecto se destacan las comunidades urbanas jerarquizadas en tres niveles así como comunidades rurales que podrán ser impactadas por el paso del tren, donde se espera generar nuevos polos de desarrollo, de acuerdo con Aarón Rosado, enlace del proyecto en Yucatán.

“Una vez que tú ya tienes el paso del tren, pues prácticamente cada uno de los polígonos que están tocando la vía férrea tienen la capacidad de convertirse en polos de desarrollo, pero en este caso el gobierno federal, pues solo va a hablar de los primeros 15 (donde se colocarán las estaciones), el proyecto se busca que sea transexenal y se vayan gestando nuevos polos”, comentó en entrevista con El Financiero.

“Estos 15 polígonos iniciales puedan ser los primeros en ser ordenados, pero más adelante todos aquellos polígonos que se integran a la Fibra (Fideicomiso con el que se financiará el proyecto urbano) que está integrada con el Tren Maya puedan tener la capacidad de una propuesta de valor más allá que una iniciativa gubernamental, sino que con base en la inversión puedan hacerse tomas de decisiones que impacten de una forma positiva a los aspectos ambientales, sociales, culturales y económicos”.

En un mapa del llamado Sistema Urbano Regional del Tren Maya, se señalan 18 puntos que se consideran por su cantidad de población “localidad urbana nivel 1”, que en su mayoría coinciden con las estaciones propuestas para la ruta. Sin embargo, en esta categoría se cuentan además las localidades de El Triunfo, en Tabasco; Felipe Carrillo Puerto y Calkiní, Campeche.

Como segundo nivel, se marcan 29 puntos que se catalogan como “localidad urbana nivel 2”, entre ellos Umán, Progreso y Tizimín, en Yucatán; Alfredo V. Bonfil y Champotón al norte de Campeche; Las Carmelas, en la zona de Calakmul; Leona Vicario en Quintana Roo; o Salto de Agua, cerca de Palenque, en Chiapas.

Rosado explicó que estos niveles contemplan la cantidad de habitantes de dichos núcleos poblacionales y representan un prospecto de dónde surgirán nuevas urbanizaciones con el Tren Maya.

“La mayoría de las estaciones y sus desarrollos van a ser con inversión mixta, por eso es definitivamente vital entender que la infraestructura del Tren Maya es como la columna vertebral, pero esa infraestructura es solo la base para futuros desarrollos de espuelas del tren que puedan generar valor en otros espacios como de estaciones adicionales de acuerdo con la oferta y la demanda.

“Hoy el gobierno está considerando que en cinco o seis años se puedan concluir estas 15 (estaciones), pero de allá en adelante se queda la infraestructura para la gestación de lo que será el desarrollo del sureste mexicano para los próximos 50 años como mínimo”, enfatizó.