Esta 'abeja maya' quiere volar por todo el mundo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta 'abeja maya' quiere volar por todo el mundo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Esta 'abeja maya' quiere volar por todo el mundo

bulletProductores de miel del municipio de Peto preparan la formación de una cooperativa para promover la venta de sus productos y llevarlos incluso al extranjero.

EF Península Cheryl Paredes
29/12/2018
Los productores de miel en el municipio de Peto buscan constituir una cooperativa.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Efrén Antonio Ramírez es apicultor desde pequeño, cuando comenzó observando a su padre manejar las colmenas y extraer miel de las abejas en grandes tambos.

A diario, Efrén hace caminatas de cinco kilómetros a sus 53 años, y aún con las rodillas adoloridas llega a su apiario. Cada quincena levanta 200 kilos de miel que transporta en su triciclo y luego aborda en un transporte de la zona para ir a venderla entre los llamados “coyotes”, que le darán apenas 35 pesos por un kilo de miel que será vendida luego de su envasado y etiquetado por precios que van de los 200 a los 400 pesos.

Este problema aqueja a cientos de apicultores en Yucatán, el estado que más cantidad de miel produce en México, quienes ante la carencia de capacitación y asesoría para obtener un mayor beneficio ven en peligro el oficio que mantiene a varias comunidades del sur de la entidad.

Además, el uso de pesticidas en distintos sembradíos del oriente de la entidad ha causado la muerte de miles de ejemplares, hecho reconocido por la Secretaría de Desarrollo Rural del estado, a cargo de Jorge Díaz Loeza.

Ante esta problemática, el Centro de Competitividad de México, especializado en impulsar Pymes, se acercó a los productores como Efrén para darles el apoyo que terminó por convertirse en Maya Caab, dijo Luis García, gerente de Financiamiento del CCMX.

Maya Caab (Abeja Maya), una cooperativa que busca que los apicultores obtengan la figura legal que necesitan para poder exportar y vender a distintos mercados, está trabajando ya con algunos de ellos, acercando además a estudiantes de distintas universidades para ayudar con la asesoría.

“Estaremos mapeando estos procesos para poderlos homologar, empezar a vender esta miel no solo en esta comunidad y de la gente que está de paso, sino comenzar a exportarla a otros países”, expresó Iván Rivas, director general de CCMX, contando con la participación de 13 expertos apícolas que están muy motivados con este proyecto.

Placeholder block
Los recursos para el agro sufrirán un recorte, de acuerdo con el PEF 2019.Fuente: Cheryl Paredes

Aunque han pasado más de cuatro décadas desde que Efrén inició en la apicultura, los métodos que utiliza siguen siendo los mismos debido a que no cuentan con tecnologías o con una protección adecuada para el manejo de las abejas, como lo son el traje y el velo especial para esta práctica.

Ramírez realiza la labor con una camisa de manga corta, la cual es de una tela muy delgada y no le brinda ninguna protección. Al momento de sacar los cuadros de las colmenas, explica que usa bacales (olotes) de su milpa y las enciende hasta quemar en el suelo, con el humo logra “atontar” a las abejas y así evita ser atacado.

La calidad de la miel se mide en relación a los grados de humedad que tenga entre más, mejor. La de Efrén tiene 19 grados de humedad, una de las mejores pues se obtiene en temporada de humedad (primavera) y es multifloral.

La miel mexicana produce cerca de 2 mil 500 millones de dólares al año en ganancias y es exportada a países como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Arabia Saudita, Países Bajos, Japón y España, de acuerdo con el portal del Gobierno de México, que además destaca a otros estados como Campeche, Jalisco, Chiapas y Veracruz entre los principales aportadores en el país.

Para proteger su preciado producto, sólo Efrén sabe cómo llegar a su apiario debido a que no dispone de señalamientos. “Hay ladrones que pueden robar la miel”, dice mientras batalla un poco para dar con sus abejas en un camino en el campo a las afueras de Peto.

Existe una creencia maya sobre los espíritus o dioses en la naturaleza, a quienes se les rinde tributos encima de las cajas de las colmenas con jícaras llenas de pozol en ciertas temporadas como agradecimiento por la cosecha. En su caso, antes de ingresar, Efrén realiza un breve rezo en maya al dios del monte y también a las abejas justo en el momento en que las manipula .

Antes de empezar, habla con ellas, “no vengo a molestarlas”, les dice, para luego iniciar con su trabajo. Con sus manos, el hombre llega a crear 35 colmenas que dan hasta 200 kilos quincenalmente. Sacar la miel antes de ese periodo la arruinaría pues no quedaría espesa y el trabajo se perdería.

Mientras realiza su labor alumnos universitarios de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) del Campus Mérida y de la escuela del Telebachillerato de la comunidad de Dzonotchel, que acudieron con los miembros del CCMX, lo observan y buscan la manera de ayudarlo.

Placeholder block
Con un olote quemado, Efrén evita que las abejas lo ataquen.Cheryl Paredes

En las temporadas de sequía entre los meses de marzo a mayo, la producción para los apicultores desciende debido a la ausencia de flores en sus terrenos.

Cuando no hay flores, las abejas se dedican a alimentarse de la propia miel que elaboran bajando por completo la productividad. Además, otro de los problemas que ha ocurrido para esta comunidad de apicultores es la aparición de un escarabajo en sus colmenas de nombre científico Aethina tumida, que se alimenta con las larvas de las abejas obreras. Los apicultores comentan que si este insecto está dentro de los cuadros de sus colmenas es una pérdida total de la producción de la miel que se elaboró.

El problema pone en riesgo al producto yucateco, el principal aportador de un país que es el octavo productor de miel en el mundo con 60 mil 624 toneladas, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) del Gobierno federal.

Este insecto “emigró desde los países de Centroamérica huyendo de los pesticidas que utilizaban en los cultivos, eligió la zona del sureste para establecerse y actualmente ataca a los apiarios, este escarabajo no tiene mucho de su aparición apenas es su tercer año”, explicó Luis García.

Por tanto, con la intención de ofrecer un producto 100 por ciento orgánico y libre de pesticidas para la eliminación de plagas que se enfrentan los apicultores, Rogelio Rivero acompañaba el trayecto para tener una charla directa con los apicultores y así no pierdan sus cosechas de miel por medio de las plagas y específicamente de este escarabajo.

El proyecto Maya Caab busca mantener además el vínculo entre productores de las comunidades y jóvenes estudiantes de zonas urbanas y otras comunidades de origen maya, para que en conjunto mejoren la producción de la miel y apoyen el desarrollo de los apicultores.