Así ha sido el conflictivo paso de Uber por Cancún... y este jueves regresa a operar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así ha sido el conflictivo paso de Uber por Cancún... y este jueves regresa a operar

COMPARTIR

···

Así ha sido el conflictivo paso de Uber por Cancún... y este jueves regresa a operar

La plataforma comenzó a operar en 2016 en Quintana Roo pero menos de 18 meses después, por presiones de autoridades y taxistas locales, suspendió su actividad.

EF Península
06/06/2019
Uber operará en Cancún luego de su salida tras un primer intento en el 2016.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La plataforma digital de transporte Uber regresará este jueves a Cancún, luego de años de dificultades para operar en esa ciudad.

La decisión se dio luego de que este miércoles, el Juzgado Cuarto de Distrito en Cancún emitiera la sentencia por el juicio de amparo promovido por la tecnológica.

Uber inició sus operaciones en la ciudad quintanarroense el 14 de septiembre de 2016.

Un año atrás, en julio de 2015, el Congreso de Quintana Roo modificó la Ley de Tránsito, Transporte y Explotación de Vías y Carreteras del estado, para incluir a las plataformas digitales entre los servicios de transporte público que se permitían en la entidad; sin embargo, entonces se estipuló que el gobernador tendría que dar la concesión para tal fin. Las unidades de Uber en la localidad no cumplían con este requisito. Al ser detectados, los vehículos eran encerrados en el corralón y para su liberación debían pagar multas de 56 mil pesos.

En estas condiciones y luego de enfrentamientos con taxistas, Uber decidió suspender actividad en la ciudad el 27 de diciembre del 2017 a la espera de que se pudiera regularizar la operación. Durante su primera etapa de operaciones, dos personas murieron por los enfrentamientos.

El Congreso de la entidad, en tanto, ofreció crear una Ley de Movilidad para la entidad que regularía la actividad de las plataformas digitales. Aunque el compromiso fue de aprobar esta norma en un trimestre, la reglamentación se pasó hasta mediados de 2018. En su primera versión contemplaba que la plataforma digital sólo requería solicitar al Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoveqroo) una autorización o permiso.

Sin embargo, una reforma publicada en julio de ese año cambió esta figura por la de concesión.

Ante ello, la empresa promovió un amparo para mantener la versión original de la ley y no requerir la concesión; el 4 de diciembre del 2018 un juez federal otorgó una suspensión definitiva a la aplicación de la reforma a la Ley de Movilidad estatal.

En febrero del 2019, Uber retomó el proceso para regresar a esta ciudad, pues solicitó su registro como Empresa de Red de Transporte (ERT) ante el instituto.

El mismo juez federal que le otorgó el amparo a Uber realizó un exhorto el 26 de marzo del 2019 al director del Imoveqroo y al gobernador de Quintana Roo para que se aprobara de manera positiva la solicitud como ERT. A pesar de que tenían un plazo de 24 horas para contestar a este exhorto, la empresa aseguró que no obtuvo respuesta.

Asimismo, la solicitud del registro de Uber ante el instituto tenía como plazo el 8 de abril y señaló que no había recibido respuesta.

El 11 de abril, Jorge Pérez Pérez, director del Imoveqroo, declaró que habían dado un oficio de respuesta en tiempo y forma, en donde se negó darle la autorización a la plataforma, argumentando que se trata de un organismo de reciente creación y no está facultado para hacerlo, pues aún falta el reglamento de la Ley de Movilidad. El instituto fue creado formalmente en diciembre de 2018.

Además, manifestó que Uber, de acuerdo con el capítulo VII de la Ley de Movilidad, requiere de una concesión y no un permiso como busca la plataforma.

El miércoles, el Juzgado Cuarto de Distrito en Quintana Roo emitió la sentencia constitucional por el juicio de amparo promovido por Uber en relación con las modificaciones a la Ley de Movilidad de la entidad, así como la Ley de Derechos.

En la sentencia, el juzgado concede el amparo y protección a la empresa en relación con la prohibición de cobrar el servicio en efectivo, así como por dos requisitos de residencia y propiedad del vehículo para los conductores. Por lo que Uber es considerado como servicio público en la entidad y requiere de concesión para operar, según resuelve la sentencia.

Con estos antecedentes, este jueves la plataforma de transporte ofrecerá nuevamente su servicio en Cancún con base en el amparo que ganó en diciembre y con la solicitud de registro como ERT aún pendiente.

La firma destacó que según una consulta ciudadana realizada a finales de 2018, el 97 por ciento de los ciudadanos de la localidad están a favor de que presten sus servicios en el lugar. La plataforma registra más de 500 mil usuarios en Cancún, según el mensaje de la empresa.

En su página de Facebook, una agrupación de taxistas de Cancún se manifestó contra la tecnológica y destacó que el amparo concedido a Uber no lo exime de operar con una concesión, además de que resaltó que su entrada en operaciones podría alentar situaciones de violencia.

"La amenaza de Uber para reiniciar operaciones en Cancún, obedece a una medida desesperada de la transnacional ante el fallo del Juez Cuarto de Distrito del Estado de Quintana Roo (...) a favor de los trabajadores del volante, por lo cual el único fin es el de generar confusión y conflictos entre taxistas, gobierno y sociedad en general, pisoteando una vez más el estado de derecho", resaltó.

"En este sentido, es necesario subrayar que la amenaza de Uber, representa una grave y abierta provocación hacia los socios concesionarios y operadores de este gremio, alentando situaciones que pudieran generar violencia por la disputa en el pasaje, para después hacerse pasar por víctimas ante la opinión pública, cuando en realidad son ellos los que en primera instancia se pasan la Ley por “el arco del triunfo” y lo hacen de manera premeditada y alevosa".