Península

AMLO lo 'regaña' y alcalde de Centro desiste de vender palacio municipal

El alcalde de Centro aseguró que se harán estudios para conocer si es preciso derribarlo y en caso de cambiar la sede, lo someterá a consulta pública.

Tabasco.- Que dice el presidente que siempre no.

El alcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, anunció que ya no venderá en 500 millones de pesos el terreno del palacio municipal ubicado en Villahermosa y tampoco cambiará la sede hacia "Ciudad Esmeralda", donde se encuentra la zona residencial de Altozano.

En entrevista radiofónica, admitió que decidió dar marcha atrás a su decisión tras las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien afirmó que no se pueden privatizar edificios públicos.

"Mi opinión es que ya no deben haber privatizaciones. Si hablamos de política neoliberal y queremos sintetizarlo en una palabra, eso es privatizar. Neoliberalismo es sinónimo de privatización y en el diccionario, privatizar es trasladar lo público a lo privado", sostuvo el mandatario en su acostumbrada rueda de prensa de las mañanas.

Es así que el edil destacó que aunque existen estudios que según él demuestran que el inmueble en cuestión ya perdió su vida útil, de todos modos se hará uno nuevo para determinar si es posible derribarlo y volverlo a construir en el mismo predio o si es necesario ubicar otro punto donde edificarlo.

"Vamos a consultar con muchos especialistas. Pero si al final se determina, que es lo que creo que va a pasar, que hay que cambiarnos a otro lugar, entonces vamos a ir a consulta pública para que sea la ciudadanía la que decida", dijo.

Sin embargo, sin la venta del terreno no se tendrían recursos para una nueva obra, lo que representa un problema que habrá que resolver en próximas fechas, sostuvo.

No obstante, tomando en cuenta que la mitad de las oficinas se encuentran en sitios rentados, lo que representa un gasto de un millón y medio de pesos mensuales, sí se puede trasladar temporalmente al personal mientras se da la demolición del palacio, acotó.

Hernández Cruz reveló que aunque no tuvo oportunidad de hablar con el presidente de la República, sí lo hizo con el gobernador, Adán Augusto López Hernández, que le "sugirió" evitar seguir con su idea de vender el terreno.

De igual manera, aclaró que la familia Lastra Guajardo no le donó formalmente las 68 hectáreas anunciadas en "Ciudad Esmeralda", sino que todo quedó en "promesa de donación", por lo que al no haber proyecto, ese compromiso queda disuelto.

Además, tampoco seguirá con su propuesta de concesionar el servicio de agua potable a una empresa privada, como dio a conocer en días pasados. "Ya no es una opción, está decidido", puntualizó